18 de October del 2017

Recomendaciones de la RFEC para el inicio de la temporada general de caza

La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha querido hacer algunas recomendaciones a todos los cazadores en el comienzo de la temporada general, con el objeto de facilitar la práctica de la actividad cinegética, favorecer la conservación de las poblaciones y reforzar la seguridad en las jornadas de caza.

La mayoría de estos consejos ya forman parte de la práctica habitual de los cazadores, pero la Federación considera que nunca está de más volver a recordarlos, sobre todo, los referidos a las medidas de seguridad. De este modo, es importante:

– Estar en posesión de la documentación requerida para cazar (de cazador, armas y perros).

– Seguir al detalle las normas básicas de manejo y transporte de las armas, así como de su munición. Entre ellas, llevarlas enfundadas hasta el momento de iniciar la jornada, no perderlas nunca de vista e inactivarlas en los descansos.

– Asegurarnos que los perros de caza están en plenas facultades, evitando estos primeros días de calor llevar perros demasiado mayores, y no olvidar nunca suministrarles agua durante la jornada y algún complemento alimenticio, si hiciese falta. También hay que extremar las precauciones durante su transporte y en los descansos en carretera, no perdiéndoles de vista en ningún momento.

– Llevar un botiquín básico de primeros auxilios para perros y cazadores.

– Comprobar que llevamos los teléfonos móviles y/o las emisoras a plena carga.

– Ser generosos con las distancias de seguridad ante personas, bienes, caminos y demás vías públicas.

– Extremar el cuidado y respeto hacia otros usuarios del entorno natural, como agricultores, ganaderos, senderistas, recolectores, ciclistas…

– Vestir alguna prenda de alta visibilidad durante el ejercicio de la caza, como pañuelos, brazaletes, gorras, chalecos…

– Conducir con prudencia durante los desplazamientos por carreteras y sobre todo cuando se conduzca con remolques.

- Procurar dejar los vehículos agrupados en una misma zona y, si es posible, vigilados, evitando así accidentes y actos vandálicos.

– Seguir las indicaciones de guardas, postores y prácticos del acotado en el que cacemos.

– Ante la situación de sequía que estamos padeciendo, se aconseja a los cazadores adaptarse a las circunstancias particulares de cada comarca, y que valoren si es necesario retrasar la apertura de la veda hasta que las circunstancias meteorológicas sean más favorables a las especies cinegéticas.

– Prestar la máxima atención en el momento del disparo, teniendo siempre totalmente localizados a compañeros y perros, para evitar impactos fortuitos.

– Cuidar las especies vegetales, tanto agrícolas como silvícolas.

– No dejar nunca rastro de nuestro paso por el campo (vainas, basuras, plásticos…).

– Tras finalizar la jornada, aportar datos de las especies cinegéticas y protegidas a los responsables del coto, para favorecer la gestión y la conservación.