ASAJA GRANADA urge la publicación de la reducción de módulos para compensar la crisis de rentabilidad del campo

La campaña de la Renta ya ha comenzado y el Gobierno aún no ha publicado la norma que reduce para el periodo impositivo 2019 los módulos aplicables en el método de estimación objetiva del IRPF para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por diversas circunstancias excepcionales. Es imposible comenzar así a tramitar la Renta, a lo que se añade la no ampliación del plazo y las complicaciones derivadas del estado de alarma.

Insta, asimismo, a los Ayuntamientos a que condonen el IBI rústico y supriman el impuesto de circulación de vehículos agrícolas comprometiéndose de este modo los políticos con nuestros agricultores y ganaderos ante la situación de crisis.  

Granada 07-04-2020. Desde ASAJA GRANADA reclamamos al Gobierno la publicación urgente de la Orden de rebajas de módulos aplicables en el método de estimación objetiva del IRPF 2019 para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por diversas circunstancias excepcionales, necesaria para compensar la crisis de rentabilidad que atraviesa el campo por los bajos precios percibidos y aumento de costes, así como por la grave sequía padecida y otras adversidades climáticas. Sin esta normativa es imposible comenzar a tramitar las declaraciones complicándose aún más la campaña por las circunstancias excepcionales del estado de alarma que ha paralizado la actividad económica y ha obligado a la ciudadanía a la reclusión, y por la no ampliación de plazo por parte de la Agencia Tributaria.

Nuestra organización agraria ha solicitado que la reducción sea la máxima posible para todas las comarcas de la provincia, en concreto, que los índices de rendimiento neto para los productos del olivo pasen de 0,26 a 0,0; para el almendro de 0,26 a 0,20, con carácter general, y, específicamente para los términos municipales de Castilléjar, Galera, Huéscar, Orce y La Puebla de don Fadrique, por las heladas del mes de marzo, que baje de 0,26 a 0,13, y para Aldeire, Alquife, Benalúa, Dólar, Ferreira, Fonelas, Huéneja, Jerez del Marquesado, Lanteira, Lugros, Marchal, Purullena y Valle de Zalabí, que baje también a 0,13, como consecuencia de los daños por las heladas de finales de marzo y principios de abril; para los cereales de 0,26 a 0,13 con carácter general, y en particular a 0,10 para el maíz en La Puebla de Don Fadrique, por la granizada del 17 de julio; para los hortícolas que pase de 0,26 a 0.13, con carácter general y, específicamente, a 0,10, en Alhama de Granada, Arenas del Rey, Alpujarra de la Sierra, Bérchules y Válor, Galera, Orce, Puebla de Don Fadrique, Freila y Zújar, municipios que sufrieron la DANA acaecida los días 13 y 14 de septiembre afectando cultivos como la judía verde, tomate, el pepino, hortícolas al aire libre, pimiento, melón, y tomate Cherry; para las oleaginosas de 0,32 a 0,1 y para leguminosas de 0,26 a 0,13. Con respecto a los sectores ganaderos la reducción del índice de rendimiento neto aplicable solicitada, con carácter general, es del 40% del módulo actual, y para el bovino de carne y ovino de carne una reducción más específica, del 0.13 a 0,07 respectivamente, y del 0,26 a 0,0 para la apicultura.

Otras medidas siempre válidas, que permitirían descargar de presión al sector agroganadero, con economías siempre expuestas a imprevistos temporales, sequía o plagas, aplicables desde las distintas Administraciones, serían el incremento de la financiación para la contratación de seguros agrarios, el establecimiento de líneas de financiación bonificadas íntegramente y la reducción o bonificación de los costes laborales.

La labor de los agricultores y ganaderos se ha mostrado esencial y estratégica en estas difíciles circunstancias para el abastecimiento de alimentos a la ciudadanía, así como por su generosa colaboración en la desinfección de pueblos y ciudades, y ahora más que nunca es cuando hay que saber valorar su importancia y fortalecerlo. Instamos, por ello, a los Ayuntamientos a que miren y reconozcan el trabajo y el esfuerzo de nuestros agricultores y ganaderos y también pongan en marcha medidas de su competencia como la condonación del IBI rústico y la supresión del impuesto de circulación de vehículos agrarios.