Asaja Granada
NOTICIAS DEL 2021
vuelta a la página principal de noticias

vuelta a la página principal de noticias

04/05/2021 - ASAJA EXIGE LA REVISIÓN DE OFICIO DE LA RESOLUCIÓN DE LAS AYUDAS FORESTALES AJUSTADA A LAS BASES Y DE NO SER ASÍ, SU REVOCACIÓN
Ayudas forestales

La pésima gestión de las ayudas forestales supone el mayor fracaso medioambiental del Gobierno de Juan Manuel Moreno, que deja sin invertir el 50% de los fondos presupuestados

ASAJA EXIGE LA REVISIÓN DE OFICIO DE LA RESOLUCIÓN DE LAS AYUDAS FORESTALES AJUSTADA A LAS BASES Y DE NO SER ASÍ, SU REVOCACIÓN

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible del Gobierno de Juan Manuel Moreno persevera en el error cometido por administraciones anteriores y ningunea al monte privado que queda, otro año más, a expensas de las llamas del próximo verano

Pese a los anuncios de ayudas multimillonarias de la Junta, los propietarios forestales carecen del apoyo de la Administración Pública que Bruselas contempla

En el 70 por ciento de la superficie forestal de Andalucía, de titularidad privada, no se ejecuta ninguna actuación con apoyo público desde hace 10 años

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, y algunos de sus consejeros, entre ellos la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, llevan meses pregonando una supuesta Revolución Verde, con más inversiones e iniciativas, que quienes viven y gestionan el campo no acaban de ver.

El último episodio de estos “fuegos de artificio” lo constituyen las dos resoluciones fallidas de las denominadas Ayudas Forestales y de Prevención de Incendios, dos líneas fundamentales para agricultores, ganaderos y titulares de explotaciones forestales que llevan casi diez años esperando estas ayudas contempladas en el Plan de Desarrollo Rural de Andalucía (PDR-A), en concreto en la medida 8 de Inversiones en el desarrollo de zonas forestales y mejora de la viabilidad de los bosques.

Se trata de dos líneas que se han convocado tarde y mal, y se han resuelto aún peor. En concreto son la submedida 8.5, operación 8.5.1: Ayuda para inversiones para incrementar la capacidad de adaptación y el valor medioambiental de los ecosistemas forestales (también conocida como Ayudas Forestales) y la submedida 8.3, operación 8.3.1, de Prevención de los daños causados a los bosques por incendios, desastres naturales y catástrofes (ayudas para Prevención de Incendios).

Ambas van dirigidas a los montes de titularidad privada que, con 3,4 millones de hectáreas, suponen más del 70% de toda la superficie forestal andaluza, por lo que su adecuada gestión constituye una pieza fundamental en la lucha contra el fuego en Andalucía. Así lo entiende Bruselas cuando anima a que los estados miembros empleen una parte del presupuesto del segundo pilar de la PAC -el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER)- en la gestión forestal sostenible y la limpieza de montes.

Son justamente estas medidas, dirigidas a los montes de titularidad privada, las que peor está gestionando la Consejería que dirige Carmen Crespo, quien anunció a bombo y platillo en el verano de 2019 la primera de estas dos líneas, la de Ayudas Forestales, que contaba con una dotación inicial de 106 millones, mientras que la otra, la medida de Prevención de Incendios se convocó unos meses antes por un importe de 14,5 millones de euros, “el mayor de su historia” se dijo entonces.

La resolución definitiva de estas ayudas se publicó el pasado 23 de abril y pese a la buena disposición mostrada por la nueva directora general de Medio Natural, Araceli Cabello, ambas han supuesto un fracaso sin paliativos y una enorme decepción para todos los titulares de explotaciones forestales que llevaban años esperándolas.

Así, en el caso de las ayudas para la Prevención de Incendios (Operación 8.3.1.), tan sólo han sido aprobados 23 expedientes en toda Andalucía, lo que supone el 2% de los presentados. Sólo se van a invertir 120.000 euros de los 14,5 millones anunciados, el 0,87% de lo presupuestado en prevención de incendios en montes privados en toda Andalucía.

El 98% ha sido rechazado con motivos totalmente incongruentes e incluso erróneas. Causas recurrentes que ASAJA entiende que se deben a un grave error por parte de los técnicos de la administración a la hora de comprobar y grabar la documentación aportada por los propietarios. En tan sólo unos pocos días, los Servicios Técnicos de ASAJA han podido cotejar un buen número de expedientes en los que las causas utilizadas para rechazar las solicitudes no se han producido.

En cuanto a las Ayudas Forestales (Operación 8.5.1), de los 106 millones de euros presupuestados la Consejería ha anunciado ya que sólo llegarán al campo 63,3 millones, aunque es probable que acaben llegando finalmente muchos menos. Entre la resolución provisional, publicada en marzo de 2020, y la definitiva del pasado 23 de abril, la Consejería ha dejado al 36% de las explotaciones por el camino. De los casi 900 expedientes que figuraban en la resolución provisional, se han rechazado 330. Rechazos que responden en la mayoría de los casos a la inoperancia de los responsables técnicos de esta partida, puesto que ASAJA ha detectado numerosas faltas e irregularidades, como la forma irregular de elaborar las actas de no inicio, la supuesta falta de documentación que no es tal, puesto que en muchos casos esta documentación se encuentra completamente subida a la aplicación y con acuse de registro; o la denegación de actuaciones por no tener la autorización correspondiente para ejecutarla, cuando las bases reguladoras especifican que se subvencionarán las actuaciones si en el trámite de audiencia se acredita al menos la solicitud de los permisos, autorizaciones y licencias.

Por todo ello, ASAJA-Andalucía insta a la consejera, Carmen Crespo, a que arregle de oficio todos estos errores, fruto de la incompetencia de la propia administración, y si no, a que revoque las resoluciones, las examine de nuevo con el preceptivo tramite de subsanación, y publique una nueva resolución.

ASAJA-Andalucía ha comprobado que otras ayudas del PDR-A financiadas por el FEADER que dependen de esa Consejería, como son las ayudas ecológicas, las agroambientales, las de modernización y las de incorporación de jóvenes se tramitan correctamente, por lo que esta organización insta a la consejera de Agricultura a que traslade los expedientes de ayudas forestales y su gestión a aquellos departamentos de la Consejería que han demostrado sobradamente sus competencias en esta labor de gestión de expedientes de ayudas de agricultores y ganaderos.

Por último, ASAJA insta al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, a que si realmente quiere acometer una Revolución Verde en Andalucía cuente con el monte privado, que ocupa más del 70% de la superficie forestal de la Comunidad, rechace la devolución de los fondos europeos a Bruselas y empleé los 57 millones de euros presupuestados en la limpieza de montes y la lucha contra el fuego en los montes privados de la región. Se alegrará.

vuelta al principio

30/04/2021 - La histórica rebaja fiscal se queda a medio camino
IRPF

ASAJA GRANADA solicitará la modificación de la Orden y la inclusión de sectores olvidados que han sufrido pérdidas de renta por la crisis sanitaria, hundimiento de precios o adversidades climáticas como cereales, almendro, hortalizas y la ganadería de leche.

ASAJA GRANADA considera insuficiente la bajada de módulos del IRPF para agricultores y ganaderos aplicables a la Declaración de la Renta 2020 publicada mediante la Orden HAC/411/2021, de 26 de abril (BOE n.º 101, de 28 de abril), pues a pesar de que el ministro de Agricultura, Luis Planas, anunciara una rebaja fiscal histórica, esta se ha quedado en una bajada testimonial que no responde a las necesidades del sector (solo determinadas actividades se han visto favorecidas en todas las CC.AA y todas las provincias) y ha ignorado completamente a Granada.

En el caso del OLIVAR, se ha producido una reducción del 0,26 al 0,18, lo que la sitúa bastante lejos del 0,13 que se alcanzó el año anterior, a pesar de haber sufrido las consecuencias de los aranceles, la merma de cosechas y rendimientos, y la crisis sanitaria. En el caso de la ganadería la reducción se ha centrado en la producción de carne: BOVINO DE CARNE (0,09); el BOVINO DE CRÍA (0,18); el CAPRINO DE CARNE (0,09); el OVINO DE CARNE (0,09); pero se ha olvidado la ganadería de leche de ovino, caprino y vacuno.

Tampoco se ha aplicado la reducción a los cereales, las hortalizas (únicamente el guisante verde en el municipio de Alpujarra de la Sierra 0.05), ni a la almendra, que tendrán que tributar por unos ingresos que no han obtenido debido a importantes mermas de producción y hundimiento de los precios tras la declaración del estado de alarma, el inicio del confinamiento y el cierre del canal HORECA.

Sí se ha tenido en cuenta, por otra parte, la apicultura, cuyo índice de rendimiento neto se situaría en el 0,13 y las flores y plantas ornamentales, que estará en el 0,06; la uva para vino sin D.O, (0,18); la uva para vino con D.O (0,22); el porcino ibérico de carne (0.09) y el porcino ibérico de cría (0,18).

Desde ASAJA GRANADA hacemos público nuestro descontento con la Orden del Ministerio de Hacienda y solicitamos una modificación que corrija y tenga en cuenta las situaciones excepcionales de los cultivos excluidos.

vuelta al principio

27/04/2021 - Asaja Granada solicitará la reconversión del proyecto del parque solar Baza-Caniles
Placas solares

Planteará a la Administración central la paralización del Decreto de Declaración de Utilidad Pública y un pacto con los agricultores que desean mantener su modo de vida y no están de acuerdo con ceder sus tierras.

A la Junta de Andalucía, a través de la delegación provincial en Granada, le ha propuesto que no recurra a la vía de la expropiación para la puesta en marcha de los proyectos fotovoltaicos previstos en nuestra provincia.

El proyecto de instalación de la Planta Solar Fotovoltaica Ququima en los términos municipales de Baza y Caniles, una megaplanta solar que ocupará más de 500 hectáreas y afectará a más de 700 hectáreas de terrenos, amenaza no solo el desarrollo agrícola de la zona y algunas de las inversiones previstas por la industria alimentaria, sino que presenta dudas sobre la posible destrucción del paisaje rural y el turismo, y la biodiversidad. Muchas voces se alzan en su contra y los agricultores afectados son los que más, dado que podrían sufrir la expropiación de sus tierras y perder su modo de vida. No se detiene aquí la controversia, sino que hay otros parques fotovoltaicos y proyectos de energías renovables allí pendientes, así como en otros puntos de la provincia de Granada, que no parece que se estén haciendo con el suficiente orden y control por parte de las administraciones públicas, favoreciendo más con ellos a grandes empresas y a fondos de inversión que a las zonas donde se ubican.

ASAJA GRANADA nada tiene en contra de la producción de energía a partir de fuentes renovables, entendiendo que es una apuesta de la Agenda 2030 con el fin de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible previstos a nivel mundial mediante la sustitución de las energías fósiles por otras alternativas. Eso no obsta a que se pueda compatibilizar con el desarrollo de la actividad agroganadera y a que se respeten los derechos de los agricultores y ganaderos a continuar ejerciendo su profesión, algo que incumple el proyecto de Placas Solares Ququima que actualmente tramita la Administración central, haciendo la vista gorda a los inconvenientes de todo tipo que genera.

Nuestra organización agraria planteará a través de la Subdelegación del Gobierno en Granada, la paralización de la Declaración de Utilidad Pública que se tramita actualmente junto con la autorización administrativa previa del proyecto, e instará a la participación de los afectados y de los ayuntamientos para llegar a un acuerdo de reconversión reduciendo la superficie, buscando otros terrenos aledaños baldíos o de más baja productividad o que no estén en vías de mejora mediante su puesta en regadío. A la Junta de Andalucía ya le hemos propuesto, en una reunión mantenida el pasado viernes con el delegado provincial de Medio Ambiente en Granada, que no recurra a la vía de la expropiación para la puesta en marcha de los proyectos fotovoltaicos previstos, con el fin de tratar de frenar el boom indiscriminado de empresas e intermediarios que amedrentan a los agricultores con esta medida para que firmen sus contratos.

vuelta al principio

26/04/2021 - ASAJA PIDE AGILIZAR LA VACUNACIÓN FRENTE AL COVID PARA EL SECTOR AGRARIO
Vacunación COVID

Ante el inminente comienzo de las campañas de recolección de la fruta de verano

ASAJA PIDE AGILIZAR LA VACUNACIÓN FRENTE AL COVID PARA EL SECTOR AGRARIO

Pedro Barato: “Reclamamos al Gobierno que, con la colaboración de las mutuas, se priorice la vacunación de empresarios y trabajadores del campo”

A partir de ahora y durante los próximos meses, las campañas de recolección de frutas y hortalizas se extenderán por todo el país y decenas de miles de trabajadores, nacionales y extranjeros, acudirán a las explotaciones agrarias de todas las zonas productoras para recoger toneladas de productos que han de llegar a los lineales de la distribución y finalmente a la mesa de los consumidores. ASAJA hace un llamamiento para que se agilice la vacunación en el sector agrario, como colectivo prioritario que cumple con la labor esencial de alimentar a la población.

En estos momentos nos encontramos en plena campaña de recogida de fresa en Huelva y hortalizas como el espárrago en Guadalajara, Navarra o La Rioja. Para ello los empresarios agrarios han puesto en marcha todas las medidas de prevención que están a su alcance como son el uso de EPIs, la reorganización del transporte de los trabajadores a las explotaciones, la señalización de distancias de seguridad dentro de las fincas, la creación de cuadrillas diferenciadas y por su puesto las pruebas PCR.

Sin embargo, la Comisión de Salud Pública, integrada por el ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas, sigue estudiando la posibilidad de vacunar a los temporeros y reconoce que la movilidad de estos trabajadores supone una traba en la estrategia del plan de vacunación.

A partir del mes de mayo y durante los próximos meses, comenzarán las campañas de recogida de fruta de hueso (Melocotón, albaricoque, nectarina, ciruela); melón y sandía; fruta de pepita (manzana y pera); ajo y almendra, además de las producciones hortícolas que se recogen prácticamente durante todo el año en Murcia y Almería y la vendimia que comenzará a finales de agosto en las zonas más tempranas. Un trabajo que ocupará a decenas de miles de trabajadores y a cientos de empresarios que, a día de hoy, están en su mayoría sin vacunar frente al COVID y para los que desde ASAJA se pide la puesta en marcha inmediata de un plan de vacunación que evite la proliferación de brotes y garantice que las producciones lleguen a la cadena de suministro.

En este sentido, el presidente nacional de ASAJA ha reclamado al Gobierno de Pedro Sanchez que, con la colaboración de las mutuas se prioricen las tareas de vacunación en el sector agrario. “Sería una solución rápida y viable puesto que una gran parte de los empresarios agrarios pertenecen a las mutuas y éstas ya se han ofrecido a vacunar tanto a empresarios como a trabajadores del sector agrario”.

vuelta al principio

20/04/2021 - ASAJA avisa sobre el golpe que supondrá para el regadío las nuevas tarifas eléctricas
Tarifas riego

ASAJA avisa sobre el golpe para la agricultura de regadío que supondrá la entrada en vigor a partir de junio del nuevo cálculo de los peajes de transporte y distribución de la electricidad propuesto por el Gobierno, que elevarán hasta un 50% por ciento la factura de los regantes.

Los cambios eléctricos que el Ministerio de Transición Ecológica (MITECO) tiene previsto introducir a partir del 1 de junio incorporan nuevos tramos horarios dependiendo del día, mes y zona, incrementando los periodos más caros y reduciendo los más baratos justo en los momentos en que el riego es más necesario para los cultivos. Además, los tramos horarios menos caros son más breves y hacen prácticamente imposible que el agricultor pueda agrupar sus riegos en los periodos más baratos y planificar un manejo óptimo de su explotación.

Todos los suministros, tanto la baja tensión con potencias superiores a 15kW como la media tensión independientemente de la potencia contratada, pasarán a tener seis periodos tarifarios con discriminación horaria, es decir, seis precios diferentes en función de la temporada, el día de la semana y la hora del día, tanto para la potencia contratada como para la energía consumida. Los suministros domésticos incluidas naves agroganaderas, por su parte, tendrán dos precios diferentes para la potencia y tres precios distintos para la energía.

Para ASAJA, el Gobierno penaliza a la agricultura más productiva y desarrollada con esta subida de tarifas eléctricas al regadío. Este brutal incremento de costes tendría un reflejo directo “no solo en la cuenta de resultados del agricultor, que ya es grave, sino también en la necesaria modernización del regadío y en el despegue, ya en curso, de las inversiones en energías renovables para mejorar su sostenibilidad”. Lo que estaba previsto para inversiones tendrá que dirigirse ahora a sufragar los mayores gastos en el suministro eléctrico para producir lo mismo. Por tanto, pedimos al Gobierno que reconsidere su decisión de elevar la factura a los regantes, más en este momento de crisis económica global, en el que lo más importante es crear estímulos, no reducir la actividad. Recordamos que, la densidad de población es hasta tres veces superior en zonas de regadío de alta intensidad respecto a zonas de secano, y que el número de incorporaciones de jóvenes agricultores es hasta 6,5 veces superior en estas zonas de regadío.

Reclamamos con urgencia la doble tarifa de riego con diferentes potencias

Por otra parte, en una carta remitida al Ministerio de Agricultura, ASAJA sigue pidiendo la entrada en vigor de la normativa, prevista en la Ley de acompañamiento a los Presupuestos generales, que permitiría la doble tarifa de riego con diferentes potencias según los meses que necesita regar y los que no. Hemos venido reclamando todos estos años que se establezca una tarifa de temporada a la que pudieran acogerse agricultores que solo usan el agua, y por tanto la luz, durante 5 o 6 meses al año, aunque hasta ahora los sucesivos gobiernos se han negado a propiciar cualquier cambio en este sentido. Con el cambio de tarifas que se avecina, ASAJA urge a que la normativa que regule la posibilidad de doble tarifa de riego se publique con carácter de urgencia y que la entrada en vigor de las nuevas tarifas no sea nunca antes del final de la campaña de riego en curso.

vuelta al principio

09/04/2021 - El sector agrario andaluz mantiene su convocatoria de movilizaciones en contra de la convergencia brusca de la PAC
Movilizaciones

ASAJA, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía instan al ministro de Agricultura a que muestre con hechos su actitud de diálogo

Las organizaciones representativas del sector agrario de Andalucía ASAJA, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias mantienen su convocatoria de movilizaciones indefinidas en el campo andaluz en contra de la convergencia brusca de la PAC. Así lo han manifestado a la conclusión del encuentro que han mantenido hoy, seis meses después de que lo solicitaran, con el ministro de Agricultura, Luis Planas, para analizar el Real Decreto de transición 41/2021 para los años 2021 y 2022 y la propuesta para la reforma de la PAC 2023-2027.

Se trata de dos asuntos de enorme trascendencia para el futuro de Andalucía, primera región agraria de España, en la que se hallan el 34% de los perceptores de ayudas PAC y que aporta el 37% del Valor Añadido Bruto (VAB) agrario a la economía de España, dando empleo a más del 8% de la población ocupada andaluza (más del doble que la media nacional).

En el encuentro, los dirigentes de las organizaciones representativas del sector agrario de Andalucía han pedido al ministro que retire el Real Decreto de transición 41/2021, que no mantiene la convergencia paulatina de las ayudas establecida en la reforma de la PAC 2014-2020, que continúa en vigor hasta que no se negocie y se apruebe la nueva reforma.

Esta fue la tesis que los representantes de ASAJA, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía trasladaron al ministro Planas el pasado 9 de octubre, tras conocer el borrador de Real Decreto de transición 41/2021 que fijaba una convergencia brusca de la PAC para un periodo que por su propia definición es transitorio, por lo que no cabe introducir cambios, ni fijar nuevos porcentajes de convergencia.

Esta convergencia brusca para los años 2021 y 2022 es tremendamente dañina para Andalucía. En concreto, de los 232.000 agricultores y ganaderos andaluces que reciben ayudas de la PAC en la actualidad, 80.000 perderán, al menos, un 10% en dos años. Además, la mitad de ellos, unos 40.000, sufrirán mermas de entre el 20% y el 50%.

Por otro lado, el Real Decreto 41/2021 supone la antesala de la reforma que comenzará a aplicarse a partir de 2023, todavía en fase de negociación, en la que se pasará de las 50 regiones actuales, reconocidas en la reforma 2014-2020 (por la gran diversidad agrícola y ganadera de España y de Andalucía) a las 5 o 7 que prevé el Ministerio, que impulsa un modelo de tasa plana que persigue eliminar los derechos nominativos de los agricultores y permitir la entrada en el régimen de ayudas de superficies que, salvo excepciones, nunca han producido.

Se trata de un cambio brusco, no exigido en estos términos por la Comisión Europea, y que en el peor de los escenarios puede conllevar pérdidas de hasta el 50% de los 1.300 millones de euros que reciben actualmente (entre pago básico y pago verde) los más de 232.000 perceptores de Andalucía. Sin olvidar que entre 54.000 y 120.000 de esos perceptores pueden quedar fuera del sistema de ayudas.

Las pérdidas afectan en mayor medida a aquellos profesionales que más han invertido -en regadío, tecnología, maquinaria, mejora de explotaciones y/o formación- y que son los que han generado unos derechos más altos.

Todos estos desajustes se producen en un contexto en el que siguen sin solución la mayor parte de los problemas que hace ahora un año llevaron al sector agrario a las carreteras. Tal como denuncian las organizaciones los agricultores y ganaderos siguen sin contar con las medidas que les permitan reducir sus costes, siguen con los precios de sus producciones por los suelos, siguen soportando la especulación y la falta de equilibrio de la cadena agroalimentaria así como la competencia desleal derivada de la entrada de productos de terceros países sin ningún control. Y además están sufriendo, cada vez con mayor frecuencia, ataques continuos e injustificados hacia su actividad.

Las organizaciones firmantes rechazan el Real Decreto 41/2021 de convergencia, por ser innecesario, porque condiciona el futuro de muchos agricultores y ganaderos en Andalucía y porque determina claramente las negociaciones de cara a la nueva PAC, y por tanto, han vuelto a solicitar hoy al Ministerio de Agricultura su retirada para continuar con el ritmo de convergencia paulatino que se había acordado para el periodo actual.

Asimismo, y de cara a la nueva PAC de 2023, han exigido al Ministerio de Agricultura que respete el modelo actual, con el mayor número de regiones posible (lo que refleja nuestra diversidad productiva); que evite la eliminación de derechos; que reformule la redacción de la definición de agricultor genuino, para evitar la expulsión de muchos agricultores y ganaderos del campo, y por último, que adecue los nuevos ecoesquemas a la realidad productiva para frenar una mayor pérdida de renta de los agricultores y ganaderos.

Así lo han manifestado de forma unánime Ricardo Serra, presidente de ASAJA-Andalucía; Miguel López, secretario general de COAG-Andalucía; y Juan Rafael Leal, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía.

Los representantes de las organizaciones representativas del sector agrario en Andalucía han reiterado la convocatoria indefinida de movilizaciones que, tras las ya celebradas en Jerez de la Frontera, Córdoba y Málaga, y el próximo 15 de abril con otra concentración en la Plaza de España de Sevilla; y mientras todo siga igual, tras esta, llegarán otras en el resto de Andalucía. Los agricultores y ganaderos andaluces no están dispuestos a permitir ningún otro atropello.

vuelta al principio

07/04/2021 - LA CE AVANZA UNAS PERSPECTIVAS FAVORABLES A CORTO PLAZO PARA LOS SECTORES AGRÍCOLAS DE LA UE
Informe CE

La Comisión Europea acaba de publicar la primera edición de su informe 2021 sobre “Perspectivas a corto plazo de los mercados agrícolas en la UE-27” y en él concluye que, el sector agrícola de la UE demostró su resistencia a lo largo de la crisis de Covid-19, con un comportamiento relativamente bueno, gracias al aumento de las ventas al por menor y del consumo doméstico. Según la Comisión, las perspectivas de recuperación son favorables con una demanda global dinámica y la reapertura esperada de los servicios de alimentación especialmente afectados durante la COVID-19 (restaurantes, bares, cafés) una vez que la campaña de vacunación esté suficientemente avanzada.

En su análisis, la CE presenta una visión detallada de las últimas tendencias y perspectivas futuras de cada sector agroalimentario.

Cultivos herbáceos

Los precios de los principales cereales han aumentado, en consonancia con los precios mundiales. Se estima que el consumo mundial también crecerá, impulsado principalmente por la demanda de piensos. La producción de cereales de la UE podría alcanzar los 295,2 millones de toneladas para 2020/21, un aumento del 5,3% en comparación con el año pasado.

Se espera que la producción total de semillas oleaginosas de la UE aumente un 3,4% en comparación con el año pasado y alcance los 16,7 millones de toneladas en 2021/22, a pesar de las difíciles condiciones meteorológicas. En cuanto a las proteaginosas, la producción creció un 7,9% en 2020/21. Podría seguir aumentando un 5,2% en 2021/22, impulsada principalmente por la demanda interna de alimentos.

La producción de azúcar de la UE se estima en el nivel más bajo de los últimos cinco años, con 14,4 millones de toneladas para 2020/21. Este descenso se debe principalmente a una enfermedad de amarillamiento generalizada en Francia. Sin embargo, el consumo debería mantenerse estable, lo que llevaría a una reducción de las existencias.

Cultivos especializados

En 2020/21, el aceite de oliva de la UE podría alcanzar cerca de 2,1 millones de toneladas, un 10% más que en 2019/20. Después de un aumento en 2020, el consumo de la UE podría seguir creciendo en 2020/21 en un 3% adicional. Gracias a este crecimiento y a la estabilidad prevista de las exportaciones, los precios del aceite de oliva podrían seguir recuperándose.

En cuanto al sector del vino, se espera que la producción de vino de la UE en 2020/21 se mantenga estable en torno a los 158 millones de hl. El consumo interno podría aumentar un 2%, impulsado por "otros usos" como la destilación de crisis. Con el aumento previsto de las exportaciones, esta evolución podría conducir a una reducción de las existencias de vino y a un mejor equilibrio del mercado del sector.

La producción de manzanas de la UE se mantiene estable para 2020/21, con 11,5 millones de toneladas. Con un mayor consumo en el hogar durante la pandemia de Covid-19, se espera que el consumo de manzanas frescas per cápita se mantenga en el alto nivel de 15,4 kg.

La producción de naranjas de la UE para 2020/21, de 6,6 millones de toneladas, es un 8% superior a la del año anterior. Tras una elevada demanda de naranjas frescas en 2020, se prevé que el consumo siga siendo elevado en 2020/21, con 12,9 kg per cápita.

Leche y productos lácteos

Se espera que la producción de leche de la UE en 2021 crezca un 1%, gracias a un aumento de los rendimientos, mientras que se espera que la cabaña lechera siga disminuyendo.

El consumo de queso y mantequilla de la UE podría beneficiarse especialmente de la reapertura del servicio de alimentación y las ventas al por menor y debería mantenerse en un nivel más alto en comparación con el periodo anterior a Covid-19. En términos de producción, se espera que el queso de la UE se lleve el 21% de la leche extra producida en 2021. Se espera que el consumo de productos lácteos frescos disminuya tras un pico en 2020, pero debería mantenerse por encima del nivel anterior a Covid-19.

Carne

La producción de carne de vacuno de la UE disminuyó un 1,2% en 2020, y se espera que siga disminuyendo en 2021 un 0,9%, a pesar de la recuperación de la demanda en el segundo semestre de 2021, suponiendo una reapertura progresiva de los restaurantes y el retorno del turismo.

En cuanto al sector de la carne de cerdo, la producción aumentó un 1,2% en 2020, impulsada por las exportaciones. Sin embargo, tras dos años de crecimiento espectacular, las exportaciones disminuirán debido a que el sector chino de la carne de cerdo se está recuperando lentamente de la peste porcina africana. Esto llevará a una producción ligeramente inferior en 2021 (-0,7%).

En 2020, la producción avícola de la UE creció un 1% y se espera que mantenga un crecimiento similar en 2021 (+1%). El sector se vio afectado por la gripe aviar detectada en 18 países de la UE, además del cierre de servicios de alimentación debido a Covid-19 que también pesó en el mercado. Sin embargo, en 2021 debería producirse una ligera recuperación en términos de exportaciones, ya que las prohibiciones de exportación (relacionadas con la gripe aviar) se están levantando gradualmente.

La producción de carne de ovino y caprino de la UE aumentó un 2% en 2020. Sin embargo, se prevé que la producción disminuya un 1% en 2021, debido a la disminución del tamaño de los rebaños y a la reducción de los sacrificios en las explotaciones de Rumanía. La menor disponibilidad de carne de ovino en el mercado nacional podría provocar un aumento de los precios en la UE.

Ver documento (en inglés) AQUÍ

vuelta al principio

26/03/2021 - Organizaciones agrarias y Cooperativas urgen al ministerio a buscar soluciones a la debacle de los ganaderos de leche
Leche

El fuerte incremento de los costes de producción unido al mal funcionamiento de la cadena alimentaria están ahogando las economías de los productores

Exigimos al Ministerio de Agricultura la convocatoria urgente de la Mesa Láctea para encontrar soluciones a esta grave situación

Las organizaciones profesionales agrarias, ASAJA, COAG y UPA y las Cooperativas Agro-alimentarias de España han pedido al ministerio de Agricultura la convocatoria urgente de la “Mesa Láctea” para buscar soluciones a la crítica situación que viven los ganaderos, asfixiados económicamente por unos costes de producción cada vez más altos y unos precios de venta de la leche inamovibles que no les permiten cubrir, siquiera, los costes de producción. Una evidencia más de que la Ley de la Cadena Agroalimentaria no está cumpliendo su objetivo.

Desde hace varios meses, las fuertes subidas de precios de las materias primas para la elaboración de los piensos, así como el encarecimiento de los precios de los carburantes, la energía y los costes salariales y de servicios están provocando un notable incremento en los costes de producción de los ganaderos de leche. Unos costes que, como consecuencia del mal funcionamiento de la cadena alimentaria, no pueden ser repercutidos y abocan a los productores a una situación límite.

Los precios que las industrias están pagando a los ganaderos, y que están proponiendo en los nuevos contratos, siguen inamovibles por lo que los productores están siendo obligados a asumir toda la presión del incremento de costes y además a afirmar en contrato que se cubren los costes de producción, cuando la realidad es bien distinta.

Ni siquiera la apuesta decidida que los consumidores han hecho por la leche producida en España ha servido para que los productores se vean remunerados convenientemente. A pesar de lo establecido en la Ley de la Cadena Agroalimentaria, se comprueba una vez más que el precio de los productos agrarios sigue configurándose de manera descendente, siendo el productor el gran perjudicado ante la imposición del valor del producto por parte del resto de agentes de la cadena.

Ante todo esto, las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA y las Cooperativas Agro-alimentarias de España exigimos al Ministerio de Agricultura que tome cartas en el asunto y que convoque de forma urgente la “Mesa Láctea” para poder encontrar soluciones a esta situación de grave incumplimiento de la Ley de la Cadena, una ley que ha sido recientemente modificada por el Gobierno, pero que no está sirviendo para los fines para los que ha sido diseñada.

vuelta al principio

16/03/2021 - Asaja pide que se ponga fin de una vez a la injusta campaña de acoso y derribo contra el sector agrario
Trabajo

La campaña de inspección emprendida por el Ministerio de Trabajo obvia las singularidades y especificidades del sector agrario

ASAJA pide la urgente suspensión de las actuaciones iniciadas por el Ministerio de Trabajo sobre la transformación de contratos temporales en el campo

El Organismo Estatal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social está enviando miles de cartas dirigidas a los empresarios agrícolas, en forma de comunicación, recordándoles la normativa sobre los contratos temporales y su conversión a indefinidos. Según la Administración, esta campaña nacional tiene como objetivo regularizar aquellos contratos de trabajo que no se adecuan a la legalidad vigente y va dirigida a todos los colectivos empresariales, no exclusivamente al sector agrario.

En estas comunicaciones, se señalan supuestas irregularidades identificadas con respecto a determinados trabajadores de las empresas agrícolas y se les requiere para la inmediata regularización de las contrataciones en el perentorio plazo de un mes, advirtiendo que, en caso de no proceder, se emprenderán actuaciones inspectoras y se impondrán duras sanciones. Lo que ha provocado un sentimiento generalizado de malestar y preocupación en el sector agrario, no solamente por lo que respecta a los empresarios agrarios, sino también en lo que respecta a muchos de los trabajadores afectados, y muy particularmente en determinadas regiones, como es el caso de Andalucía.

Desde ASAJA GRANADA denunciamos la inoportunidad de enviar este tipo de comunicaciones de manera masiva a un sector que ya sufre una importante e injusta campaña de “acoso y derribo”, cabe recordar que ya ASAJA pidió en su día el cese de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, por la grave afrenta al sector agrario que supuso la campaña dirigida desde ese Ministerio para detectar “casos de esclavitud o prácticas similares” en explotaciones agrícolas, lo que obviamente nada tenía que ver con la realidad del campo español. Sin olvidar las recientes subidas del SMI en los últimos dos años, lo que ha supuesto “dinamitar de facto” la negociación colectiva e incrementar los costes para nuestras explotaciones.

Desgraciadamente, todo esto contribuye a “la demonización del campo”, desde el desconocimiento o la ignorancia sobre el Régimen Especial Agrario, que desde hace varios años está en proceso de incorporación y convergencia con el Régimen General. Con este tipo de campañas se persigue una integración “a las bravas”, sin una reglamentación acorde y clara que permita la adaptación a la singularidades que tiene este sector (carácter estacional, fuerte dependencia de trabajadores temporeros procedentes de otros países, larga tradición y arraigo de las fórmulas y regímenes singulares de contratación que se contemplan en la negociación colectiva del sector, enormes dificultades para cubrir las necesidades de mano de obra en las diferentes campañas, etc.).

Por todo lo anterior, desde ASAJA GRANADA solicitamos al Ministerio que se tomen las medidas que correspondan en orden a suspender las acciones que ya están en marcha y las actuaciones inspectoras anunciadas en dichas cartas, hasta tanto no se pueda actuar con verdadero conocimiento de la situación del sector, prestando la merecida consideración a la marcada estacionalidad, a la singularidad y heterogeneidad de las formas y dinámicas de contratación de mano de obra en el campo, pero también a la peculiaridad y diversidad de las necesidades productivas (por regiones y por explotaciones).

En este sentido, desde ASAJA se ha solicitado a nivel nacional una reunión con los máximos responsables del Ministerio, con el doble fin de dar a conocer las particularidades del sector agrario que justifican un tratamiento diferenciado en el marco de esta nueva campaña inspectora, y también para proponerle algunas medidas complementarias que convendría adoptar para este sector.

vuelta al principio

16/03/2021 - El sector agrario andaluz inicia período indefinido de movilizaciones en contra de la convergencia brusca de la PAC
Movilizaciones

Las organizaciones representativas del sector agrario en Andalucía urgen al ministro Luis Planas la retirada del RD 41/2021 y una mesa de diálogo real.

Las organizaciones representativas del sector agrario de Andalucía -ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias- han mantenido una nueva rueda de prensa en Sevilla para informar del comienzo de un período indefinido de movilizaciones, que dará comienzo esta semana con una tractorada en Cádiz, a la que seguirá una nueva convocatoria en Córdoba y otras provinciales todavía por confirmar. Todo ello, a la espera de que las condiciones sanitarias lo permitan para organizar una gran movilización de todo el sector a nivel regional.

Así lo han manifestado de forma unánime Ricardo Serra, presidente de ASAJA-Andalucía; Miguel López, secretario general de COAG-Andalucía; Miguel Cobos, secretario general de UPA-Andalucía; y Juan Rafael Leal, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía.

Los responsables han agradecido la reunión celebrada con el secretario general de Agricultura y Alimentación del MAPA, Fernando Miranda, el pasado 24 de febrero, si bien ya en su momento lamentaron que no fuera el propio ministro Luis Planas el que explicara al sector andaluz un planteamiento que tiene como objetivo eliminar los derechos históricos, reducir drásticamente el número de regiones productivas e impulsar un modelo lineal de tasa plana.

Si por parte del Ministerio de Agricultura insisten en que el Real Decreto 41/2021 de convergencia para los años 2021 y 2022 no es dañino para Andalucía, sin presentar informes econométricos que así lo sustenten, las organizaciones representativas del sector agrario andaluz afirman disponer de estudios minuciosos que demuestran todo lo contrario.

En concreto, de los 232.000 agricultores y ganaderos que reciben ayudas de la PAC en la actualidad, 80.000 perderán, al menos, un 10% en dos años. Además, la mitad de ellos, unos 40.000, sufrirán mermas de entre el 20% y el 50%.

Por otro lado, el Real Decreto 41/2021 supone la antesala de la reforma que comenzará a aplicarse a partir de 2023, todavía en fase de negociación, en la que se pasará de las 50 regiones actuales, reconocidas en la reforma 2014-2020 (por la gran diversidad agrícola y ganadera de Andalucía) a las 5 o 7 que prevé el Ministerio. Se trata de un cambio brusco, no exigido en estos términos por la Comisión Europea, que en el peor de los escenarios puede conllevar que Andalucía pierda el 50% de los 1.300 millones de euros que recibe anualmente, sumados el pago base y verde.

Los representantes de ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias insisten en el deseo de dialogar con el ministro de Agricultura para llegar a un acuerdo que no resulte perjudicial para la primera región agraria de España, en la que se hallan el 34% de los perceptores de ayudas PAC y que aporta el 37% del Valor Añadido Bruto (VAB) agrario a la economía de España, dando empleo a más del 8% de la población ocupada andaluza (más del doble que la media nacional).

Por tanto, urgen –como ya lo hicieran en febrero- la constitución de una mesa de diálogo con Andalucía, la retirada inmediata del Real Decreto y no despreciar el peso agrario de Andalucía en España, su diversidad productiva y su complejo agroalimentario, buque insignia a nivel nacional y locomotora de creación de empleo, generación de riqueza, con una importantísima contribución a la balanza comercial española en el exterior.

Paralelamente, las organizaciones representativas continúan pidiendo el respaldo de los 778 municipios andaluces, a través de mociones en sus plenos, pues no en vano, más de la mitad de ellos viven de la agricultura, la ganadería y la agroindustria. Junto a ellos, y de no frenarse este atentado contra el sector, el empleo y la economía de Andalucía, ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias planean llevar a cabo una movilización histórica, en cuanto las circunstancias lo permitan.

vuelta al principio

15/03/2021 - Las OPAS reclaman contundencia para evitar que la “guerra de precios” de las cadenas de distribución pase factura en el campo
Guerra precios

Las organizaciones profesionales agrarias, ASAJA, COAG y UPA, han reclamado contundencia a los diferentes grupos políticos con representación en el Congreso de los Diputados para evitar que la “guerra de precios” de las cadenas de distribución pase factura en el campo. Así se lo han trasladado durante la ronda de contactos celebrada durante las últimas semanas en el marco de la tramitación del proyecto de Ley por la que se modifica la Ley 12/2013 de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria.

Ante la pérdida de poder adquisitivo provocada por la pandemia en millones de hogares, las ofertas promocionales de productos de primera necesidad (pollo, leche, huevos y aceite) han ganado peso en las estrategias comerciales. Las organizaciones temen, que tal y como ha sucedido en otras crisis económicas, la batalla por arañar puntos en la cuota de mercado acabe “financiada” por el sector agrario. “Resulta intolerable que el esfuerzo de agricultores y ganaderos se utilice para atraer consumidores a los puntos de ventas, destruyendo tejido productivo y abocando a la mayoría del sector a producir a pérdidas”, han afirmado los máximos responsables de UPA, COAG y ASAJA.

Los ganaderos avícolas y de vacuno de leche ya han experimentado esa presión a la baja durante el proceso de renovación de los nuevos contratos. En el caso de los productores de leche, actualmente los precios en origen se han reducido entre 2 y 3 céntimos por cada litro, mientras que el resto de eslabones mantienen rentabilidad en sus márgenes. En el sector avícola, varias cadenas han lanzado ofertas al consumidor mientras que los productores afrontan una subida de costes continuada recibiendo precios un 5,5% inferiores en lo que va de año respecto a las cifras del año pasado.

Ante esta situación, COAG, ASAJA y UPA han traslado su preocupación a todos los partidos políticos. Varias de las enmiendas planteadas en conjunto han sido contempladas por los grupos, ya sea de aquellos vinculados al gobierno como de la oposición, y se sigue trabajando para ampliar la aceptación de las principales reivindicaciones del sector agrario.

Tanto en las comparecencias públicas que tuvieron lugar en el mes de enero en la Comisión de Agricultura del Parlamento, como en dichas reuniones, las organizaciones agrarias han insistido, entre otras cuestiones, en la necesidad de prohibir la venta a pérdidas en el último eslabón, en crear un registro de contratos, incluir en el ámbito de aplicación de la ley a los productos importados de países terceros, así como al canal HORECA a partir de los mínimos estipulados por la ley 12/2013, reforzar la figura del mediador, y en generar índices de precios y costes que sirvan de referencia objetiva y pública.

Las organizaciones agrarias consideran que ahora, y no en otro momento, se debe avanzar en la dirección correcta con la inclusión de estas enmiendas en la ley, así como consolidar el cambio de paradigma introducido a raíz de las históricas movilizaciones del sector en febrero y marzo de 2020: la prohibición de comprar por debajo del precio de coste y de destruir valor en la cadena.

vuelta al principio

10/03/2021 - ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas buscan el apoyo de los ayuntamientos andaluces para frenar la convergencia brusca de la PAC
Moción Ayuntamientos

En el peor de los escenarios, la propuesta planteada por el MAPA supondrá una pérdida de alrededor del 50% de los 1.300 millones de euros que, entre pago básico y pago verde, reciben actualmente los más de 232.000 agricultores y ganaderos andaluces

Las organizaciones representativas del sector agrario de Andalucía -ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias- están enviando esta semana cartas a los 778 ayuntamientos de Andalucía en la que les instan a aprobar en sus plenos una moción de apoyo al sector agrario andaluz y de rechazo al real decreto de convergencia, tremendamente lesivo para los agricultores y ganaderos andaluces y para todos los municipios agrarios de Andalucía, puesto que tanto este innecesario Real Decreto como la propuesta de reforma de la PAC que prepara el Ministerio de Agricultura suponen una grave amenaza para la economía y el empleo de toda Andalucía. Por ello, han manifestado que, de no retirarse el Real Decreto, una vez la situación sanitaria lo permita, los tractores volverán a salir a la calle para reclamar una PAC justa con el sector agroalimentario andaluz.

En la misiva las organizaciones representativas trasladan su rechazo al tratamiento que el sector agrario andaluz recibe en la nueva PAC que arranca en el período transitorio 2021-2022 y que servirá de base al Plan Estratégico de la PAC a partir de 2023. Y recuerdan que en el marco actual 2014-2020 se reconoció la diversidad productiva andaluza y española mediante el establecimiento de 50 regiones de ayuda definidas en atención a la comarca geográfica, a la orientación productiva y a los niveles de ayuda consolidados por los agricultores y ganaderos. A su vez, se implantó un sistema de convergencia, que aproximaba el valor de los derechos de pago de los productores integrados en una misma región de forma moderada, paulatina y con limitación en su impacto sobre la renta individual de los agricultores y ganaderos afectados.

Sin embargo, para los próximos años, el principal objetivo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación pasa por reducir el número de regiones y por impulsar un modelo en el que todas las hectáreas cobrarán igual para finalizar eliminando los derechos nominativos de los agricultores y permitiendo la entrada en el régimen de ayudas de superficies que, salvo excepciones, nunca han producido. Esto supondría, en el peor de los escenarios, una pérdida de alrededor del 50% de los 1.300 millones de euros que reciben actualmente, entre pago básico y pago verde, los más de 232.000 perceptores andaluces (34% del total español). Es, por tanto, una propuesta que no respeta la importancia del complejo agroalimentario andaluz, conformado por un universo de agroindustrias, cooperativas y explotaciones que asientan la población en el territorio (el 85% de los beneficiarios vive a menos de 20 km de sus explotaciones), favorece la conservación del medio ambiente y genera riqueza (el 37% del Valor Añadido Bruto del conjunto del estado).

Además, en plena elaboración del citado Plan Estratégico de la PAC, el Ministerio publica el Real Decreto 41/2021, una normativa que acelera la convergencia desde este mismo año y más allá de lo exigido por la Comisión Europea, y que se ha preparado obviando las advertencias del sector, que la rechaza de forma unánime porque:

- Mermará de forma importante la renta de una tercera parte de los agricultores y ganaderos andaluces (80.000 perderán al menos el 10% en dos años). Las 40.000 personas más perjudicadas, que han generado derechos más altos por haber invertido en mejoras tecnológicas y formación para producir más y generar empleo y riqueza, pierden entre el 20% y el 50%. Son ejemplos tipo los ganaderos con poca base territorial y los regadíos.

- Por primera vez en la historia de la PAC se define un tránsito no paulatino, que impedirá que muchos profesionales tengan tiempo de adaptarse a los cambios, redimensionar sus explotaciones y/o reorientar sus producciones.

Por lo anteriormente expuesto, las organizaciones firmantes solicitan que se someta al Pleno del Ayuntamiento el apoyo a los siguientes puntos y, en caso de aprobación, que se trasladen los acuerdos al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación; a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y a los distintos Grupos Políticos:

1.- Unirse al rechazo al Real Decreto de convergencia, por ser innecesario, porque condiciona el futuro de muchos andaluces y porque determina las negociaciones de cara a la nueva PAC.

2.- Solicitar al MAPA su retirada para continuar con el ritmo de convergencia paulatino que se había acordado para el período actual.

3.- Brindar su apoyo al complejo agroalimentario andaluz de cara a la nueva PAC, persiguiendo la elaboración de un Plan Estratégico que permita cumplir con las directrices europeas respetando nuestra diversidad productiva. La reforma no puede hacer daño a una región con la importancia agraria que tiene Andalucía.

vuelta al principio

08/03/2021 - CaixaBank y ASAJA se unen para fomentar la innovación y el desarrollo en el sector agrario
Agrobank Asaja

La entidad financiera se convierte en socia patrocinadora de ASAJA y colaborará en la financiación de proyectos en el ámbito rural como CARBOCET.

CaixaBank materializa su apoyo al sector a través de su línea de negocio AgroBank, con la que lidera el negocio con el sector agroalimentario en España.

CaixaBank y la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) han firmado un convenio de colaboración para fomentar la innovación y el desarrollo del sector agrario.

El acuerdo, firmado entre el director de Negocio de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz; y el presidente nacional de ASAJA, Pedro Barato, permite a la entidad financiera participar en los diferentes proyectos de innovación que está llevando a cabo ASAJA, dando soporte a iniciativas de grupos operativos suprarregionales que ofrezcan soluciones innovadoras.

La entidad, que materializa su apoyo al sector a través de su línea de negocio AgroBank, formará parte de proyectos como CARBOCET sobre captación de carbono, tanto por el incremento de materia orgánica en los suelos como por la acumulación de esta en la madera de los cultivos leñosos. Este proyecto persigue la creación de un mercado de derechos de emisión, generados por el sector agrario que se pondrán en el mercado a través de instrumentos financieros, de ahí la presencia de AgroBank en este proyecto.

Otro proyecto en el que colaborará AgroBank tiene por objetivo promover la creación de granjas de producción de insectos en el ámbito rural. Esta iniciativa, además de impulsar actividades innovadoras, cuenta con un gran componente social de desarrollo de negocios en el ámbito rural para jóvenes y, especialmente, mujeres.

Por otro lado, CaixaBank se convierte en socio patrocinador de ASAJA y colaborará en la creación de living labs como campos de pruebas para nuevos productos, sistemas y tecnologías agrarias. También será objeto de colaboración la creación de una plataforma digital orientada a los productos del sector primario que, gracias a la integración de las formas de pago que ofrece CaixaBank, permitirá realizar compras y pujas a modo de marketplace.

Los profesionales de AgroBank, que estarán a disposición de todos los socios de ASAJA, llevarán a cabo acciones divulgativas como seminarios, jornadas, conferencias y reuniones con el fin será dar a conocer la oferta de productos y servicios, así como compartir la experiencia de la entidad en el sector sobre cualquier cuestión que sea de interés para los miembros de la asociación.

vuelta al principio

03/03/2021 - Comunidades Autónomas y organizaciones agrarias impulsan una iniciativa común para pedir la retirada de la inminente orden del lobo
Orden Lobo

Organizaciones Agrarias
- Las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA y los consejeros de agricultura, ganadería y medio ambiente de Asturias, Castilla León, Cantabria, Galicia, Aragón, Andalucía, Comunidad de Madrid, Murcia, País Vasco y ciudad autónoma de Ceuta, han reclamado a Teresa Ribera la suspensión del procedimiento y la apertura de un proceso de diálogo y consenso con todos los actores implicados.

- Gobiernos autonómicos y opas coinciden en la necesidad de negociar una estrategia de conservación y gestión del lobo para su preservación, que garantice el desarrollo presente y futuro de la ganadería extensiva. La actual es del 2005.

Durante la cumbre online en defensa de la ganadería extensiva mantenida entre las organizaciones representativas de los ganaderos, ASAJA, COAG y UPA y los consejeros de agricultura, ganadería y medio ambiente de Asturias, Castilla León, Cantabria, Galicia, Aragón, Andalucía, Comunidad de Madrid, Murcia, País Vasco y ciudad autónoma de Ceuta, se ha impulsado una iniciativa común para reclamar al ministerio de Transición Ecológica que retire el procedimiento de aprobación de la orden por la que se pretende incluir al lobo en el listado de especies no cinegéticas.

Tras la suspensión del mismo, gobiernos autonómicos y organizaciones agrarias piden a Teresa Ribera la apertura de un proceso de diálogo y consenso con todos los actores implicados, con el objetivo de negociar un plan global de gestión del lobo ibérico que garantice su preservación y el futuro de la ganadería extensiva.

UPA, COAG y ASAJA han calificado como “muy positivo” el encuentro, al tiempo que han señalado “la importancia de la unidad del sector y las administraciones regionales” para defender la imprescindible labor de la ganadería extensiva para el desarrollo económico y social del medio rural, la gestión del territorio y el mantenimiento de la biodiversidad.

La inclusión del lobo en el listado de protección especial supone, en la práctica, dejar de gestionar y controlar al lobo al norte del Duero. Un depredador que causa pérdidas constatadas de más de 6 millones de euros al año a los ganaderos en España y devora más de 10.500 cabezas de ganado, fundamentalmente en Asturias, Galicia, Cantabria, Castilla y León y Madrid.

Se calcula que en España hay unos 3.000 lobos, muy por encima de países como Francia, Alemania, Suiza, Noruega o Suecia. Unas cifras que en todo caso son estimaciones, pues el censo está pendiente de actualizar desde 2012. A pesar de ello, el Gobierno pretende incrementar aún más esa cifra, lo que aumentaría la presión sobre los ganaderos “de forma insoportable”.

vuelta al principio

26/02/2021 - ¿Viene el presidente del FEAGA a convencernos de las “bondades”del Real Decreto de Transición de la PAC?
Director FEAGA

ASAJA GRANADA cree que la aplicación de la convergencia acelerada de los derechos de pago base que establece el mal llamado decreto de transición no es otra cosa que una declaración de intenciones del Gobierno de España para la implantación de una tarifa plana en el reparto de las ayudas, que no tiene en cuenta la diferenciación de cultivos ni la rentabilidad de las explotaciones, y que, claramente perjudica a Andalucía y a Granada. El guion de las negociaciones de la nueva PAC tendría que cambiar casi por completo y contar con el sector andaluz para estudiar y consensuar el modelo y, así, reconducir la situación.

El Real Decreto de Transición para la aplicación de la PAC en 2021 y 2022, previo a la entrada en vigor de la reforma en 2023, nos ha traído una convergencia de los Derechos de Pago Básico hacia el valor medio de las regiones productivas del 80% en estos dos años, cuando Bruselas recomienda una convergencia gradual del 75% hasta 2026, hecha, por tanto, de forma abrupta, sin límite de impacto en la renta individual de los agricultores y ganaderos y sin venir siquiera acompañada de estudios de impacto que analicen su repercusión territorial y sectorial. Nos obsequia, además, con una primera reducción del presupuesto del 2,01% en estos dos años, que implica una primera modificación de los importes de las ayudas, teniendo en cuenta que con el nuevo Marco Financiero Plurianual (2021-2026) ya se parte respecto del anterior de una reducción previa del 10% en términos reales (4.742 millones de euros de pérdidas para España y 1.289 millones para Andalucía y 100 millones para Granada).

El mal llamado documento de transición creemos que no es otra cosa que una declaración de intenciones del Gobierno de España para la implantación de una tarifa plana en el reparto de las ayudas que no tiene en cuenta la diferenciación de cultivos ni la rentabilidad de las explotaciones, y que, claramente perjudica a Andalucía y a Granada, lo que ha puesto de acuerdo para su rechazo a todo el sector andaluz. Se ha aprobado, además, con total oscurantismo, sin diálogo ni consenso con el sector, y mucho tendrá que cambiar el guion de las negociaciones de la nueva PAC, con temas importantes todavía por decidir, como la definición de agricultor genuino, el número de regiones productivas, la desaparición de los derechos históricos, las superficies admisibles, entre otros, para consensuar el modelo y revertir la situación. No tenemos muy claro que la visita del presidente del FEAGA hoy a Granada, coincidiendo con otras visitas de representantes de la Administración central por toda Andalucía, sea en esta línea, y mucho nos tememos que venga a vendernos las “bondades” de la nueva PAC, que no son precisamente eso, y a intentar desmovilizar al sector.

vuelta al principio

25/02/2021 - ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias sacarán los tractores a la calle en cuanto lo permita la pandemia
Organizaciones movilizadas

Ante la insistencia del MAPA en un modelo de convergencia muy perjudicial para los agricultores y ganaderos andaluces

ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias sacarán los tractores a la calle en cuanto lo permita la pandemia

Las organizaciones representativas del sector agrario de Andalucía -ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias- han mantenido una reunión con el secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio del ramo, Fernando Miranda, y la delegada del Gobierno central en Andalucía, Sandra García, en la que los representantes del departamento de Luis Planas han defendido su postura sobre la convergencia de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) y el planteamiento sobre el futuro reparto nacional de los fondos.

Ante la insistencia por parte del Ministerio de ser consecuentes con el Real Decreto de transición de ayudas de la PAC, publicado el pasado 27 de enero en el Boletín Oficial del Estado (BOE), organizaciones agrarias y cooperativas recalcan su negativa a un proceso no consensuado y acelerado, que ataca directamente a la principal región agraria de España, a un modelo diverso, productivo y generador de riqueza en el territorio. Asimismo, lamentan que no haya sido el propio Luis Planas el encargado de defender sus planteamientos frente a los representantes del sector, a los que tampoco les admitió las alegaciones presentadas el pasado mes de septiembre.

En su nombre, el propio secretario general ha reconocido hoy que Andalucía es una comunidad clave en el sector nacional. Sin embargo, los planteamientos del Ministerio sobre la transición de la PAC no son coherentes con el hecho de que el 34% de los perceptores de ayudas PAC en el conjunto nacional son andaluces ni con el 37% del Valor Añadido Bruto (VAB) agrario que representa Andalucía en la economía de España.

Por ello, ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía sostienen que, de no retirarse el Real Decreto, una vez la situación sanitaria lo permita, los tractores volverán a salir a la calle para reclamar una PAC justa con el sector agroalimentario andaluz.

En cuanto al reparto nacional de los fondos, el Ministerio persiste en su idea de eliminar los derechos históricos, de reducir el número de regiones productoras y de impulsar un modelo de tasa plana. Una propuesta que se traducirá en la pérdida de alrededor de un 50% de los 1.300 millones de euros que reciben actualmente, entre pago básico y pago verde, los más de 232.000 perceptores andaluces, según los datos manejados por las organizaciones firmantes. Además, dejará fuera de este sistema de ayudas a entre 54.000 y 120.000 productores andaluces.

Por ello, ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía urgen al ministro de Agricultura, Luis Planas, a sentarse cara a cara con los representantes del sector agroalimentario andaluz, a retirar sin dilación el Real Decreto de transición y a trabajar en un plan estratégico nacional que permita cumplir con las directrices europeas, pero respetando nuestra diversidad productiva.

vuelta al principio

23/02/2021 - ASAJA PIDE A LA COMISIÓN EUROPEA QUE “PISE EL TERRUÑO” ANTES DE LEGISLAR PARA LOS AGRICULTORES Y GANADEROS
COPA-COGECA

Figuras como los eco-esquemas, solo contribuyen a complicar la vida al agricultor
Los ataques de los lobos no pueden pagarse, jamás, con el presupuesto de la PAC


El vicepresidente de ASAJA, Pedro Gallardo, ha defendido en Bruselas una aplicación de la PAC con menos cargas y trabas burocráticas y más herramientas para modernizar la agricultura europea. Esto lo ha hecho ante el máximo órgano de representación de los agricultores y ganaderos europeos, el COPA-COGECA, y en presencia de la presidenta del Consejo de Agricultura y ministra de Agricultura de Portugal, Maria do Céu Antunes.

En su intervención ante los miembros del Praesidia del COPA-COGECA, Gallardo ha criticado la posición que mantiene la Comisión Europea en las negociaciones de los reglamentos de aplicación de la PAC porque “no se puede ser juez y parte”. “Su papel – ha señalado- debe ser intermediar y no bloquear los avances, y en ningún caso puede usurpar el papel del Consejo y del Parlamento Europeo”.

Además, Pedro Gallardo ha señalado que “la Comisión no puede legislar desde los despachos, tiene que pisar el campo y estar en contacto con los agricultores y ganaderos porque la PAC tiene que hacerse de abajo a arriba”. Desde ASAJA demandamos ante los colegisladores que al menos se asegure el 60% de los pagos directos a la Renta Básica para la Sostenibilidad (Pago Básico).

En referencia a los eco-esquemas, el representante de ASAJA ha criticado que vienen para complicar la vida al agricultor y que en ningún caso son voluntarios porque no hay un solo agricultor que pueda renunciar a un 20 % de sus ingresos y seguir manteniendo la rentabilidad de su explotación. Respecto a los techos de las ayudas, ASAJA, ha explicado Gallardo, está en contra de esta medida, pero si desgraciadamente tiene que aplicarse en Europa ésta debe tener en cuenta reducciones y desgravaciones para determinadas situaciones como son los costes laborales derivados de la contratación de trabajadores o por la contratación de empresas externas (en el caso de las tareas de recolección). También ha apostado porque tanto cooperativas como comunidades de bienes queden exentas de estos techos.

Por otra parte, y aprovechando la presencia de la ministra Antunes, el vicepresidente de ASAJA se ha referido a la polémica del lobo, una cuestión de máxima actualidad en España y que también puede acabar afectando a nuestra vecina Portugal “porque el lobo no entiende de fronteras” ha explicado Gallardo. Las decisiones que pretende tomar el Gobierno de España al respecto están provocando una fractura social entre el mundo rural y el urbano y en nada van a contribuir ni a incorporar más jóvenes al campo ni a acabar con la España vaciada. Gallardo ha terminado advirtiendo: “Ni la PAC, ni mucho menos los eco-esquemas, pueden pagarlos desastres producidos por el lobo”.

Por último, Gallardo ha expresado la necesidad que tiene el sector agrario de contar con nuevas herramientas tecnológicas (empleo de la biotecnología como pueden ser las nuevas técnicas de edición genética – recientemente distinguidas con el Premio Nobel-) que le permitan dar un paso adelante, modernizar sus infraestructuras, afrontar la agricultura 4.0. En este punto se ha referido al regadío como el sistema del futuro que debemos mejorar y perfeccionar porque es parte de la solución a la mitigación del cambio climático y porque “donde hay agua, hay vida y los pueblos tienen riqueza”.

vuelta al principio

19/02/2021 - ASAJA anima a participar en la consulta pública sobre la protección al lobo
Consulta pública lobo

La propuesta del MAPA para la reforma de la PAC supondrá la pérdida del 50% de los fondos para Andalucía y dejará entre 54.000 y 100.000 productores fuera del sistema

Hasta el día 26 de febrero puedes participar y defender el mantenimiento del lobo como especie cinegética. Ampliar su protección significaría un golpe brutal para la ganadería.

Estos días está abierta la consulta pública para que los ciudadanos expresen su opinión sobre el cambio que quiere introducir el Ministerio de Transición Ecológica, que supondría una sobreprotección de un lobo que ya está en franca expansión, y un golpe brutal para los ganaderos de extensivo.

ASAJA anima a expresar su apoyo a todos los ganaderos y agricultores, a los vecinos del medio rural, o a cualquier otro ciudadano que se solidarice con nuestro sector.

Participe AQUÍ

vuelta al principio

12/02/2021 - El sector agrario andaluz pide al ministro Luis Planas diálogo o dimisión
PAC Dimision

La propuesta del MAPA para la reforma de la PAC supondrá la pérdida del 50% de los fondos para Andalucía y dejará entre 54.000 y 100.000 productores fuera del sistema

Las organizaciones representativas del sector agrario de Andalucía -ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias han mantenido una rueda de prensa conjunta en Sevilla para trasladar una imagen de unidad, sin fisuras, de defensa de los agricultores y ganaderos andaluces frente al atentado que supone el Real Decreto de transición de ayudas de la PAC, en la que se ha producido una bajada del presupuesto de esta política para España en el marco 2021-2027.

Las organizaciones han denunciado que el texto, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 27 de enero, se ha hecho sin consenso y a espaldas de la principal región agraria de España. Una comunidad autónoma, la de Andalucía, que representa al 34% de los perceptores de ayudas PAC, en el conjunto nacional, y que aporta cerca del 37% del Valor Añadido Bruto (VAB) agrario a la economía de España.

Una región, que gracias a su trabajo y apuesta por la agricultura y la ganadería, así como a su potencial productivo ha generado una parte muy importante del presupuesto PAC para España. Una parte del país donde la población ocupada agraria dobla a la del resto de España y Europa mitad de los municipios andaluces.

Por tanto, ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias han afirmado tajantes que Andalucía no es una región más y que un cambio tan brusco como el aprobado por el Gobierno de España va a conllevar más desempleo y más pobreza en Andalucía y, por ende, en el conjunto nacional.

Asimismo, las cuatro organizaciones sostienen que el Ministerio de Agricultura está mintiendo a los agricultores y ganaderos al achacar a Bruselas la brusca convergencia que impone el Ministerio de Agricultura con el citado decreto. Como explican las organizaciones agrarias, Bruselas recomienda una convergencia gradual del 75%, hasta 2026, pero el departamento de Luis Planas pretende una del 80% en tan solo dos campañas.

Por ello, el sector agrario andaluz asegura que este decreto es la antesala de la posición que tomará el Gobierno de España a la hora de distribuir las ayudas de la PAC y consuma la declaración de intenciones del ministro de reducir drásticamente el número de regiones productoras, eliminar los derechos históricos y realizar el reparto de las ayudas bajo un modelo de tarifa plana sin tener en cuenta la rentabilidad de las explotaciones.

Conforme a los datos que manejan organizaciones agrarias y cooperativas, reducir las 50 regiones actuales a las 5 o 7 que pretende el MAPA supondrá que los más de 232.000 perceptores andaluces pierdan en torno a un 50% de los 1.300 millones de euros que reciben actualmente (pago base + pago verde) y que entre 54.000 y 120.000 agricultores y ganaderos queden fuera del sistema de ayudas.

En consecuencia, estamos hablando de un planteamiento que atenta directamente contra Andalucía, una región que por su diversidad agrícola y ganadera alberga hasta 48 regiones diferentes. Según ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias, la reducción drástica del número de regiones, que propone el MAPA, minusvalora la diversidad productiva existente en España y en Andalucía, lo que provocará importantes redistribuciones de ayudas entre sectores y territorios y una grave pérdida económica para los agricultores y ganaderos de Andalucía y para el empleo agrario.

Las organizaciones representativas del sector agrario de Andalucía recalcan que la reforma de la PAC no puede ni debe hacerse a costa de Andalucía y los andaluces. Igualmente, declaran que esta unidad sin fisuras, ajena a colores y signos políticos responde a la defensa unánime del sector que ha imperado en la reforma de la PAC, como quedó patente en la declaración institucional con Susana Díaz (PSOE) en 2018 y ahora con el Gobierno de Juanma Moreno (PP) en 2020. “Solo nos mueven los intereses legítimos de los agricultores y los ganaderos, así como el futuro de la economía y el empleo de Andalucía”, han subrayado.

Por consiguiente, a fin de revertir estos preocupantes efectos en el campo andaluz, ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias, SOLICITAN al ministro de Agricultura, Luis Planas:

- La retirada inmediata del Real Decreto de transición de ayudas de la PAC.

- La urgente convocatoria de una mesa de diálogo real, en la que se escuche a Andalucía, y se estudie y se consensúe con la principal región agraria de España una transición gradual de la convergencia, en base a los estudios de impacto que el Ministerio de Agricultura afirma poseer.

- Mantener el peso de los agricultores y ganaderos de Andalucía en España y proteger su presupuesto, al igual que el Gobierno de España así lo defendió ante Bruselas, a fin de mantener la coherencia en el equilibrio entre territorios, la cual ha caracterizado el actual sistema nacional de regiones productivas de España.

De lo contrario, organizaciones agrarias y cooperativas de Andalucía exigirán la dimisión del ministro Luis Planas.

vuelta al principio

09/02/2021 - La tasa plana única se cierne sobre el campo andaluz
Reforma PAC

ASAJA GRANADA cree que el Real Decreto de Transición de Ayudas de la PAC para 2021 y 2022 nos conduce a una tasa plana única que no tendrá en cuenta la diversidad de cultivos y que sería perjudicial para las rentas de la gran mayoría de nuestros agricultores y ganaderos.

El Real Decreto de aplicación de la PAC para los años 2021 y 2022 aprobado por el Gobierno central viene a regular el periodo transitorio anterior a la entrada en vigor de la gran reforma en 2023 y ya trae recortes de casi un 4% en este periodo en todas las ayudas directas desmintiendo, así, al ministro Planas, en sus declaraciones de que España mantendría los mismos fondos. El BOE lo ha dejado por mentiroso, pero no será este el mayor de los problemas para el campo granadino y para el campo andaluz. El mal llamado documento de transición parece conducirnos más bien a una tasa plana única que cambia todos los planteamientos acordados por el sector y va mucho más allá de lo que exige Bruselas en la convergencia de los derechos de pago base.

El primer paso ha sido disminuir de golpe los niveles de ayuda de cada agricultor y ganadero respecto de la media, casi un 80%, sin límites máximos a las reducciones, y el segundo apunta, tal y como nos tememos, a un cambio de modelo que primará la superficie sobre la producción, sin atender a la diversificación de los cultivos. No es difícil hacer esta conjetura, dado que la drástica reducción del número de regiones productivas que propone el Ministerio de Agricultura a partir de 2023 no se basa en criterios técnicos ni agronómicos y ni siquiera diferencia la agricultura productiva de la no productiva, lo que contribuirá a hundir las zonas más prósperas y no conseguiría revitalizar las ya deprimidas.

El daño ya está hecho y la ganadería, en especial los productores de vacuno de carne en extensivo, ganaderos de leche y los sectores de ovino y caprino, se lleva por el momento la peor parte, y de seguir por esta vía su situación acabará siendo ruinosa, al igual que la gran mayoría de nuestros agricultores y ganaderos que verán cómo irán mermando sus rentas si no se plantean otras alternativas al sistema que ya se ha puesto en marcha. No podíamos imaginarnos hace justo un año cuando estábamos en las calles reclamando justicia para nuestro sector por los bajos precios que estaríamos aún en peores condiciones.

Desde ASAJA GRANADA denunciamos el plan encubierto del ministro de Agricultura de aplicar una reforma anticipada y radical que daña el sistema productivo andaluz y consideramos necesario que se haga una convergencia mucho más progresiva y moderada y no se imponga finalmente la tasa plana única por hectárea que en nada beneficiará al fomento del empleo, ni al mantenimiento de las zonas rurales.

vuelta al principio

03/02/2021 - LA GANADERÍA, LA PRIMERA GRAN VÍCTIMA DE LA CONVERGENCIA DISEÑADA POR EL MAPA
Convergencia ganaderia

El vacuno extensivo, la ganadería de leche y el ovino y caprino son los sectores más perjudicados

El Comité Ejecutivo Nacional de ASAJA, en su reunión telemática celebrada el 2 de febrero, analizó el R.D. de aplicación de la PAC en España para el periodo transitorio 2021 y 2022 aprobado por el Consejo de Ministros la semana pasada. Entre las repercusiones más graves que se ponen de manifiesto está la situación en que queda la ganadería en nuestro país, en especial los productores de vacuno de carne en extensivo, los ganaderos de leche y los sectores de ovino y caprino. De media las ayudas que reciben estos ganaderos pueden verse recortadas entre el 14 %y el 18%.

En un momento de graves dificultades económicas como el actual, donde los productores ganaderos están sufriendo sobre manera las limitaciones impuestas al Canal Horeca, ya que están dejando de comercializar buena parte de sus producciones, una nueva amenaza se cierne sobre ellos. La aplicación de los criterios de convergencia diseñados por el Ministerio de Agricultura será especialmente lesiva para las explotaciones mixtas (agricultura y ganadería) y supondrá un auténtico mazazo para las economías de buena parte de ellas, que en muchos casos verán perder su rentabilidad y se verán abocadas al cierre.

Esto afectará tanto a un productor de vacuno extensivo de Cádiz, que perderá hasta un 20% del importe de las ayudas que recibe, como a un ganadero de ovino y caprino de Castilla- La Mancha, que sufrirá un recorte de media del 16%, o un ganadero de leche de Asturias, que puede ver recortada su ayuda hasta un 18%. Se puede llegar a estas reducción o incluso mayores en explotaciones beneficiarias de derechos especiales (que no estaban ligadas a la superficie) en el caso de concentración de derechos en un número reducido de hectáreas o como consecuencia de la aplicación del coeficiente de admisibilidad de pastos (CAP) en la delimitación de las hectáreas elegibles a Pago Básico.

Especialmente sangrante puede resultar el caso de jóvenes agricultores que se han incorporado comprando derechos disponibles con valores elevados y que han visto frustrada su inversión como consecuencia de la aplicación de estos índices de convergencia.

Por todo ello, ASAJA considera necesario que se reconduzca el Real Decreto en el sentido que ya hemos manifestado en el periodo de alegaciones para dar continuidad a una convergencia interna mucho más moderada y ya conocida por los propios beneficiarios. De cara a la reforma de 2023, el Ministerio también debería plantear medidas tendentes a compensar las reducciones de los pagos directos mediante mecanismos previstos como son los ecoesquemas adaptados a los sectores afectados.

vuelta al principio

27/01/2021 - ASAJA GRANADA muestra su preocupación ante las propuestas del MAPA sobre el modelo final de la PAC
Debate MAPA PAC

El ministro de Agricultura, Luis Planas, no será bien recibido en Granada si viene a justificar los recortes de fondos para España y Andalucía y su decisión unilateral de saltarse los tiempos de la reforma.

El Consejo de Ministros aprobó ayer el Real Decreto que regula la aplicación de la PAC en España para el periodo transitorio 2021 y 2022, antes de la entrada en vigor en 2023 de la reforma diseñada por Bruselas, que debería ser un puente entre el actual modelo y la nueva PAC, y que, sin embargo, aplica una convergencia interna acelerada que carece de legitimidad y consenso, con recortes importantes para los agricultores y ganaderos que tengan derechos de pago básico por encima de la media de las regiones, sin limitar su pérdida, como venía sucediendo desde 2015 hasta la fecha, y que sacrifica los fondos que percibe Andalucía generados con trabajo y el esfuerzo de todos los que trabajan en el sector.

Partimos de una reducción presupuestaria que previamente ha sufrido un recorte del 10% en términos reales para el nuevo periodo (4.742 millones de euros de pérdidas para España y 1.289 millones para Andalucía) con respecto al Marco Financiero Plurianual anterior. Las pérdidas estimadas para el campo granadino podrían alcanzar los 100 millones de euros entre el primer pilar de ayudas directas (82,9 millones de euros) y el segundo pilar de desarrollo rural (17,1 millones de euros), lo que equivaldrían a un año entero de pagos directos sin ayudas ni para agricultores ni para ganaderos.

Le añadimos a esto el drástico modelo de convergencia que unilateralmente el Gobierno ha elaborado y decidido poner en marcha desoyendo las demandas del sector agrario, sin respetar las directrices planteadas por la Comisión Europea y sin estudios que evalúen adecuadamente su impacto. De inmediato, muchos agricultores y ganaderos verán recortada la ayuda que reciban esta misma campaña por no poder planificar siembras ni organizar sus producciones con el cambio de reglas a media partida.

Y quedan todavía por definir aspectos esenciales de la reforma como la definición de “agricultor genuino” que podría dejar fuera a muchos actuales perceptores de la PAC; el número de regiones productivas que podrían pasar de 50 a 6 provocando importantes redistribuciones; el futuro de los derechos de pago individuales, la limitación de hectáreas que pueden acogerse a los pagos, o los ecoesquemas, que suponen entre un 20% y un 30% de los pagos, condicionados a prácticas verdes a los que muchos no podrán acogerse dado que tendrán más exigencias con menos dinero.

Está claro que, la anunciada visita a Granada del ministro de Agricultura, Luis Planas, no será bien recibida por parte de nuestros agricultores y ganaderos, tanto por su mala negociación en cuanto al nuevo Marco Financiero Plurianual, como por saltarse los tiempos de la reforma en el periodo transitorio, por romper el clima de diálogo y consenso, por los efectos negativos de sus propuestas sobre el modelo final de la PAC, y, en definitiva, por su cambio de posición y falta de coherencia respecto de lo que defendía cuando era consejero de Agricultura de Andalucía priorizando los intereses políticos.

vuelta al principio

27/01/2021 - El sector agrario andaluz manifiesta su rechazo al decreto de convergencia aprobado por el Gobierno
Debate PAC

Agentes
• Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía denuncian que esta norma, muy dañina para el modelo social y profesional de la agricultura, se ha hecho a espaldas del sector, en plena pandemia, con total falta de transparencia y sin dar a conocer ni un dato.

• Las organizaciones agrarias anuncian contundentes movilizaciones en cuanto el Covid lo permita.

26 Enero 2021.- Las organizaciones agrarias andaluzas Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias manifiestan su rechazo al Real Decreto de Convergencia aprobado hoy en el Consejo de Ministros por el que se regulan las ayudas de la PAC para las campañas 2021 y 2022, es decir, más allá de lo previsto en el actual marco financiero comunitario, y antes de que entre en vigor la nueva PAC en 2023.

Las organizaciones denuncian que esta norma, muy dañina para el modelo social y profesional de la agricultura, se ha hecho a espaldas del sector, en plena pandemia, con total falta de transparencia y sin dar a conocer ni un dato.

Por ello, OPAs y Cooperativas Agro-alimentarias anuncian contundentes movilizaciones en cuanto el Covid lo permita, dispuestos a revertir esta situación.

Para el sector agrario andaluz, la aprobación de esta norma supone un grave perjuicio para el modelo social y profesional de la agricultura, que es clave para la economía andaluza, y va a generar un daño irreversible a un sistema productivo que distribuye riqueza, que genera el 90% del empleo agrario, gestiona el territorio y es el que fija población en nuestra región.

Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias consideran que lo aprobado hoy por el Gobierno es una reforma brutal con una convergencia casi total (del 80% de los niveles de ayuda de cada agricultor respecto de la media) de forma inmediata, sin transitoriedad, y sin límite de impacto en la renta individual de los agricultores.

Se trata de una convergencia acelerada y profunda de los derechos de pago básico, que es del todo inoportuna, injusta y gratuita (sin obligación por parte de la UE), y que no va dirigida a fomentar la producción, ni el empleo, ni a luchar contra el despoblamiento, pues pretende plantear una tasa plana que primará la superficie sobre la producción.

Por último, organizaciones agrarias y cooperativas reiteran su compromiso de luchar para que esta situación cambie y se respete el esfuerzo ejercido durante generaciones por este sector clave para el presente y el futuro de la alimentación y de Andalucía.

vuelta al principio

25/01/2021 - ASAJA GRANADA defiende la inclusión de agricultores y ganaderos como colectivo prioritario en el proceso de vacunación
Vacunacion

La campaña de vacunación ha comenzado este mes de enero con las personas más vulnerables, mayores en residencias o con patologías crónicas, dependientes, personal sociosanitario en primera línea o las fuerzas de seguridad del Estado, siendo de sentido común que se proteja a quienes más sufren las graves consecuencias de la enfermedad o luchan contra ella. El Gobierno está ahora considerando qué colectivos o trabajadores esenciales deben ser priorizados para la vacuna contra el COVID-19 a partir del mes de marzo, según los avances en el proceso y las vacunas disponibles, y desde ASAJA GRANADA entendemos que la actividad agraria y ganadera, que no puede parar aún a pesar de que la situación sanitaria se complique, debe estar entre los colectivos prioritarios.

Creemos que hay motivos más que fundamentados para realizar esta solicitud, dado que los agricultores y ganaderos también están liderando y participando de forma activa en la lucha contra la COVID-19 y es un sector que garantiza que el país se mantenga abastecido de alimentos.

Las explotaciones siguen actualmente planes de prevención en las campañas agrícolas desarrollándose así con cierta normalidad, no obstante, sería muy prudente minimizar aún más los riesgos de contagio con la vacunación de los trabajadores del campo, teniendo en cuenta que a la recogida de aceituna le queda todavía un mes por delante o más para darla por finalizada en nuestra provincia ―queda entre un 30% o 40% de aceituna por recoger― y que pronto se iniciará la campaña de espárrago (marzo, abril y mayo), así como de otras frutas y hortalizas de primavera y verano, y que las frutas y hortalizas bajo plástico en la zona de la Costa mantienen su ciclo productivo durante todo el año.

vuelta al principio

20/01/2021 - Comparecencia de Pedro Barato en el Congreso. Ley de la Cadena Alimentaria
Comparecencia de Pedro Barato

El presidente de Asaja Nacional, Pedro Barato, ha intervenido en la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados que debate sobre la modificación de Ley de la Cadena Alimentaria (19-01-2021) Entre otras cuestiones, Barato ha hecho hincapié en que los productos del campo tienen que tener precio, al igual que el resto de productos, y no se debe aceptar que las pérdidas del sistema recaigan siempre en el eslabón más débil. Apuntó que hay que avanzar en el desarrollo de mecanismos de control de forma que no sea rentable asumir las sanciones por parte de los incumplidores. Destacó también el esfuerzo diario que agricultores y ganaderos realizan para garantizar y proporcionar alimentos de calidad a la población, así como para mejorar los sistemas productivos.

Ver comparecencia íntegra: AQUÍ

vuelta al principio

18/01/2021 - Balance 2020: un año marcado por la crisis de precios y la pandemia
Balance 2020

El sector agrario y ganadero arrastraba ya su propia crisis de precios y aumento de costes, entre ellos y de forma especial los costes laborales, así como otros problemas de tipo estructural, cuando llegó la crisis sanitaria del COVId-19 que la agravó, si cabe aún más, con medidas restrictivas que marcaron el ritmo de la actividad agrícola y ganadera y de los mercados. El año comenzó, así, con movilizaciones y actos reivindicativos a nivel provincial, nacional y provincial como la histórica tractorada del 19 de febrero que recorrió las calles de Granada en defensa del futuro del sector, y con convocatorias pendientes que hubo que aplazar o suspender. Desde ASAJA GRANADA insistimos en ensalzar el valor estratégico de nuestro sector en esta difícil situación de pandemia, ya que nuestros agricultores y ganaderos no dejaron de producir en ningún momento y aseguraron la alimentación de toda la ciudadanía, además de mostrar su solidaridad colaborando en las tareas de desinfección de los pueblos.

Esta presión ejercida por el sector consiguió mejorar aspectos de la Ley de la Cadena Agroalimentaria con la publicación del Real Decreto-Ley 5/2020 que incluye la obligación de indicar expresamente en los contratos alimentarios la indicación de que el precio pactado debe cubrir los costes efectivos de producción, algo que no se ha podido aplicar en la práctica puesto que el Ministerio de Agricultura no ha establecido los costes de referencia, así que la pelea todavía no ha acabado. Un logro pleno sí fue la aprobación de la inclusión del aceite de oliva en el artículo 167 del Reglamento 1308/2013 de la OCM, lo que permitirá regular la oferta con el fin de mejorar el funcionamiento del mercado, como ya sucede con el sector vitivinícola. También se logró la aprobación del almacenamiento privado de aceite de oliva, en cuyo reparto los fabricantes y profesionales de Granada dedicados a envasar este producto recibieron del FEAGA el montante de 1,8 millones de euros en subvenciones.

Las negociaciones de la PAC a partir de 2023, así como el periodo transitorio 2021-2022, también tuvieron protagonismo en el año que ha pasado y continúan en este con las incertidumbres sobre las consecuencias que tendrá la reducción del nuevo Marco Financiero Plurianual 2021-2027 para la UE, con recortes del 9,6% en pagos directos y ayudas de mercado y del 11% en Desarrollo Rural, es decir, 38.856 millones menos para la PAC en precios constantes de 2018, que es como las instituciones europeas diseñan sus presupuestos. Para España supondrá una pérdida de 4.700 millones de euros y para Andalucía de 1.280 millones de euros.

En el caso de Granada podríamos llegar a perder, según nuestras estimaciones, 100 millones de euros, aunque la convergencia y la reducción de las regiones podrían beneficiar a una gran mayoría de agricultores y ganaderos de nuestra provincia. Habrá, por lo demás, una aportación extraordinaria de 1.051 millones de euros en Desarrollo rural frente a la crisis sanitaria, en el marco del Fondo de Recuperación NextGeneration, que evitará en cierta medida que la pérdida de fondos sea aún mayor para España.

Preocupó, asimismo, las estrategias de actuación “De la Granja a la Mesa” y “Biodiversidad en el Horizonte 2030” que plantean determinadas exigencias de reducción de uso de insumos y cambio de prácticas productivas, medidas con gran coste social y económico que deberían ir acompañadas de compensaciones por las limitaciones que imponen a la producción y que nuestra organización agraria está reivindicando.

Trascendental ha sido la caída de los precios del aceite de oliva, un 20% inferiores al año anterior, y en depreciación desde hace dos años, aunque se han ido recuperando con la nueva campaña 2020/2021, que se prevé media, aunque con bajos rendimientos debido al déficit hídrico padecido. También ha sido complicada la situación de frutas y hortalizas como el pepino cuyos productores tuvieron que salir a tirar sus productos en protesta por la competencia de otros países y la del almendro, con un desplome de precios del 45% en la variedad comuna que amenaza el cultivo tradicional. Los cereales por sus precios casi invariables desde hace 30 años siguen siendo un sector en retroceso.

La ganadería mereció una mención aparte, por haber sido la más afectada por la crisis sanitaria y el cierre del canal HORECA añadiendo al hundimiento de precios los problemas de comercialización de la carne. Se convocaron algunas líneas de ayudas, siempre insuficientes, como la de apoyo a la ganadería extensiva incluida en la PAC y la específica por COVID-19 para vacuno y ovino y caprino de carne, con un gran esfuerzo por parte de ASAJA para su tramitación.

No menor fue el esfuerzo realizado por nuestros técnicos con todas las gestiones del día a día durante el año más complicado e inusitado que hemos vivido, con más ganas que medios, teniendo que cargar con todo el peso del trabajo no realizado por la Administración, que de facto eliminó toda la atención presencial al administrado. La tramitación de las ayudas PAC, en pleno confinamiento, fue asimismo complicada por el cierre de la Administración, notarías y registros, y el personal de ASAJA tuvo que resolver los problemas con gran dificultad, teletrabajando con esmero y eficiencia.

La convocatoria de las Ayudas a Modernización, tras cuatro años sin salir, fue, por lo demás, una buena noticia para los agricultores y ganaderos para la realización de inversiones como compra de maquinaria, construcción de naves agrícolas y para explotaciones de ganado. ASAJA GRANADA ha puesto todos sus medios para atender todas las solicitudes y solucionar los problemas sobrevenidos con los ITE para la realización del plan empresarial.

ASAJA GRANADA se marcó también entre sus prioridades la lucha el control de las importaciones, el cumplimiento de los acuerdos, la vigilancia de fronteras, el control y sanción de prácticas fraudulentas y por revertir la situación de los aranceles realizada por EE. UU., un varapalo injusto generado por el sector de la aeronáutica pagando los platos rotos el aceite, el vino y otros productos agrícolas españoles. Las manifestaciones convocadas en Algeciras, efectuada finalmente en el mes de julio, y la prevista en Motril, aplazada sine die, dieron buena muestra. Tendremos que seguir trabajando, no obstante, en este sentido y, en cuanto podamos, retomaremos las protestas.

Sí podemos aplaudir, a pesar del mantenimiento de EE.UU de los aranceles a nuestros productos tras la revisión del mes de agosto, la actuación comunitaria con la publicación de medidas de política comercial por las que a partir del 10 de noviembre la UE ya aplica aranceles a distintos alimentos y productos industriales procedentes de EE.U, esperando de todas formas que con la política del nuevo presidente Joe Biden se llegue a una solución negociada. En cuanto al Brexit, el acuerdo in extremis entre la UE y Reino Unido, a falta de su ratificación, es un balón de oxígeno para el sector agroalimentario español que no se verá gravado con aranceles que mermen su competitividad.

En cuestiones de regadío, se dio un paso más en la doble tarificación eléctrica para los regantes con la enmienda incluida en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2021, una demanda histórica de ASAJA con el fin de abaratar los disparados costes de producción tras la desaparición de las tarifas especiales en 2008, medida que ahora el Gobierno tendrá que desarrollar reglamentariamente para que sea permanente (solo se había aplicado provisionalmente en 2020 a raíz de la pandemia.)

Esperamos, también, con más dudas y ganas que certeza, por la lucha que ha supuesto desde nuestra organización agraria y todos los sectores económicos provinciales, que las conducciones de la Presa de Rules se desbloqueen de una vez por todas, una misión que parece casi imposible por las constantes disputas entre la Administración central y la autonómica desde el año 2007. Los compromisos últimos del pasado verano del secretario de Estado y la subdelegada del Gobierno de tomar las riendas e iniciar las obras en 2021 tras la aprobación del estudio de impacto ambiental no bastan si las obras no se dotan de presupuesto.

Faltan también soluciones para los riegos y problemas de inundaciones en la margen derecha del Genil, para lo cual nuestra organización agraria ya solicitó la ejecución de la olvidada Presa de Velillos y planteó alegaciones a los Planes de Cuenca (Guadalquivir y Mediterránea.) tras consultar con las comunidades de regantes.

En definitiva, a pesar de todos los obstáculos que se han cruzado en el camino del 2020, podemos sacar en positivo algunos éxitos y, sobre todo, sentirnos satisfechos por el papel que ha cumplido el sector agrario atendiendo todas las necesidades de alimentación y el hecho de ser considerados esenciales durante la crisis sanitaria. Creemos que la recompensa debería haber sido, no obstante, mayor, y en nuestro horizonte sigue planeando los retos de conseguir unos precios dignos que den rentabilidad a las explotaciones, una PAC fuerte, seguros agrarios adecuados como instrumento para garantizar las rentas y una solución en política de aguas para que nuestro sector siga siendo competitivo y eficiente.

vuelta al principio