Asaja Granada
NOTICIAS DEL 2022
vuelta a la página principal de noticias

vuelta a la página principal de noticias

19/05/2022 - ASAJA considera que la CE se burla del sector citrícola al pretender subir la temperatura del tratamiento en frío a las naranjas sudafricanas
Temperatura naranjas sudafricanas

ASAJA considera que la Comisión Europea se burla e insulta al sector citrícola al presentar a los Estados Miembros una propuesta para el debate, en el comité fitosanitario, por la que se pretende elevar el rango de temperatura de -1 a +2 ºC (antes de -1 a 0 ºC) durante 20 días (antes 16) en el tratamiento en frío que Sudáfrica deberá aplicar en sus envíos de naranjas al mercado comunitario.

ASAJA critica que la propuesta avanzada por la CE añade una mayor flexibilidad en el rango de temperaturas, hasta el punto de que sobrepasa las recomendaciones científicas de la EFSA y, por tanto, continúa consistiendo un elevado riesgo de entrada de la falsa polilla (Thaumatotibia leucotreta) a la citricultura comunitaria. Según los estudios, los huevos de esta plaga se abortan a temperaturas inferiores a 1 ºC.

El tratamiento en frío que había aprobado inicialmente Bruselas, entre 0 y -1 ºC, ya no era el que reclamaba la interprofesional Intercitrus, que defendía el aplicado por Estados Unidos para esta plaga, que es de 22 días a -0,55 ºC. La propuesta era menos exigente y estaba basada en un estudio del propio CRI sudafricano, que lo calificó de “intensidad reducida”. Ahora, con esta nueva documentación de la CE, las garantías fitosanitarias aún resultan más cuestionables. Asimismo, ASAJA reclama que el tratamiento en frío también se adopte a mandarinas y pomelos, porque tienen exactamente el mismo riesgo de infección de falsa polilla que las naranjas.

El presidente de la sectorial de frutas y hortalizas de ASAJA, Cristóbal Aguado, subraya que “es inconcebible que Bruselas tome decisiones políticas sin tener en cuenta los estudios de sus propios científicos, y ceda de manera tan cómplice y bochornosa ante un país tercero, anteponiendo intereses comerciales a la seguridad fitosanitaria europea. Al igual que un político no tiene que decirle a un médico especialista cómo tiene que curar a un enfermo, Bruselas no tiene que decirles a los científicos en materia fitosanitaria cómo tienen que prevenir las plagas y enfermedades”. Aguado advierte de que “si la CE se sale con la suya y consuma esta puñalada a los citricultores europeos, en el caso de que acabe entrando la falsa polilla y ocasionando pérdidas en la producción estudiaremos la interposición de una posible demanda jurídica a la UE por daños y perjuicios, porque es intolerable que sean los agricultores quienes paguen por despropósitos de los políticos”.

vuelta al principio

05/05/2022 - Presentación oficial de la asociación ASAJA Mujeres en FIMA 2022
Presentación de la Asociación

Presentación oficial de la asociación ASAJA Mujeres en FIMA 2022

BLANCA CORROTO: “LAS MUJERES RURALES DEBEN DAR EL PASO HACIA LABORES DE DIRECCIÓN Y LIDERAZGO EN EMPRESAS Y COOPERATIVAS AGRARIAS”

Tras la constitución de la nueva asociación que aglutina al colectivo de Mujeres que forman parte de ASAJA, el primer acto oficial de presentación pública ha tenido lugar en Zaragoza, coincidiendo con la celebración de FIMA 2022. Allí, la nueva presidenta ha tenido la ocasión de presentar el que será el libro de ruta de esta nueva organización y dar a conocer las líneas de trabajo en las que ya se empieza a actuar.

“Asaja Mujeres tiene como objetivo sumarse a la labor que desarrolla ASAJA Nacional para llevar la voz y las reivindicaciones de la mujer a los foros, organismos e instituciones que corresponda”, ha asegurado la nueva presidenta, Blanca Corroto, que a su vez es presidenta de ASAJA en Toledo desde hace 11 años. Esta asociación nace con varios retos que Corroto resume en dos: “apoyar a las mujeres que viven en el medio rural, acercándoles la información y formación que precisen y motivar a la población rural femenina a asumir más responsabilidades fuera del hogar, a que se hagan más presentes en los puestos de dirección y gestión de asociaciones, cooperativas y empresas”.

Como ha explicado Blanca Corroto, a ella le avala la experiencia propia de formar parte de los órganos de decisión tanto de ASAJA Nacional, organización de la que es Tesorera, como de su propia cooperativa de agricultores en Toledo. “Yo empecé entrando en la junta rectora de mi cooperativa siendo muy joven y vi la reacción de algunos de mis compañeros… es cierto que había cierta reticencia a que las mujeres estuvieran dirigiendo, pero también es cierto que, aún hoy, hay muchas mujeres que no dan ese paso. Insisto en la necesidad de que nos lo creamos: no solo podemos estar en cargos de dirección, sino que, además, debemos estar”.

Con esta Asociación, las Mujeres de ASAJA pretenden aportar su granito de arena en la lucha por la igualdad de oportunidades; en reducir la brecha salarial; en mejorar prestaciones sociales y pensiones y en hacer de la conciliación laborar una realidad al alcance de todos. Corroto también se refirió a otras medidas de carácter social como guarderías públicas, Centros de Día para los mayores y servicios asistenciales, que deben mejorar sus servicios en el medio rural porque así contribuiremos a dignificar el papel de la mujer y facilitarle su acceso a la vida laboral y la dirección empresarial.

Por último, Corroto ha recordado que la mujer ha sido siempre, y sigue siendo, un motor de la economía y de la sociedad en el mundo rural y por eso la cotitularidad en las explotaciones agrarias y el autoempleo se constituyen como herramientas básicas para el desarrollo profesional de las mujeres rurales. “La participación de las mujeres en la toma de decisiones es fundamental para eliminar las desigualdades entre hombres y mujeres, y es el primer paso para que la mujer rural suba un escalón más, el del liderazgo”.

vuelta al principio

19/04/2022 - ASAJA CALIFICA DE RIDÍCULAS LAS AYUDAS DIRIGIDAS AL OLIVAR TRADICIONAL
Olivar tradicional

La promesa de ayudas para la reconversión del sector queda desdibujada y carente de sentido con el plan de intervención diseñado por el MAPA

ASAJA CALIFICA DE RIDÍCULAS LAS AYUDAS DIRIGIDAS AL OLIVAR TRADICIONAL

La sectorial de Aceite de Oliva de ASAJA ha analizado el documento de trabajo que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha elaborado sobre la intervención sectorial del olivar tradicional y ha presentado una serie de alegaciones con la posición de la organización con el fin de mejorar el plan y que las ayudas lleguen de forma directa a los profesionales del sector.

El plan para la reconversión del olivar tradicional presentado por el MAPA está diseñado para que los perceptores de las ayudas sean las Organizaciones de Productores (OPs) y Cooperativas, mientras que ASAJA defiende la creación de un subprograma específico para el olivar tradicional dentro de un Plan de Desarrollo Rural (PDR), con el fin de que sean los oleicultores particulares quienes las reciban directamente y autogestionen para realizar la reconversión de sus olivares.

La dotación total de treinta millones de euros a repartir entre las diferentes zonas productoras de olivar tradicional, unos dos millones de hectáreas, supone, además, un importe ridículo que no se adapta a la relevancia del cultivo en España y que no va a permitir realizar la reconversión que el sector del olivar tradicional necesita. Por ende, las ayudas irán dirigidas a los cultivos catalogados como olivar de secano en el SIGPAC quedando excluidas todas las parcelas de olivar tradicional en regadío.

Por otra parte, ASAJA considera un problema su asignación: cómo y quién las van a aplicar. Dentro de cada cooperativa habría que crear y clasificar subsectores de olivar para diferenciar el olivar tradicional del olivar intensivo o super-intensivo. Dada la complejidad de su aplicación es de esperar que estas ayudas se acaben al final perdiendo, ya que además de ser poco dinero no va a llegar a quién realmente lo necesita.

ASAJA confía en que el Ministerio tenga en cuenta sus observaciones y opte por crear un programa específico para el olivar tradicional español dentro de un Plan de Desarrollo Rural, ya que ahora mismo estamos en un momento oportuno para llevarlo a cabo.

vuelta al principio

23/03/2022 - EL CAMPO INUNDA MADRID EN UNA MANIFESTACIÓN HISTÓRICA EN MADRID
Manifestación 20M

Más de 800.000 personas entre cazadores, agricultores, ganaderos, y gente de campo colapsaron las calles de la capital de España

El 20MRural es día histórico para el campo español. Más de 800.000 personas, 1600 autobuses provenientes de distintos puntos del país, especialmente de aquellas zonas en las que actividades ligadas al medio rural como la agricultura, la ganadería o la caza son una fuente principal de subsistencia y desarrollo, y, por supuesto, ciudadanos de Madrid han inundado la capital de España para mostrar su apoyo al mundo rural y contra las políticas que están asfixiando al campo y las actividades y costumbres ligadas a él.

La cita convocada por ASAJA, COAG, UPA, Real Federación Española de Caza (RFEC), Oficina Nacional de la Caza (ONC), Unión de Criadores del Toro de Lidia (UCTL), Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (FENACORE), Cooperativas Agro-alimentarias y Alianza Rural, ha provocado el colapso de la ciudad en las horas previas a la manifestación, donde más 45 tractores, caballos, ovejas, perros de rehalas, cetreros, cazadores, agricultores, ganaderos, gente del mundo rural… han llenado el Paseo de la Castellana en una protesta iniciada en la plaza del Emperador Carlos V hasta Fuente de San Juan de la Cruz, frente al Ministerio de Transición Ecológica.

Bajo los lemas ‘Juntos por el Campo’ y ‘El mundo rural despierta’ las principales reivindicaciones se han centrado en reclamar unos servicios sociales y sanitarios dignos para el mundo rural, un plan de choque que paralice el incremento continuado de los precios de producción agrarios, la reducción de tarifas eléctricas, el cese de los ataques a actividades como la caza y la retirada del anteproyecto de Ley de Bienestar Animal, entre otras muchas cuestiones. En definitiva, el respeto y dignificación a las gentes del campo y sus tradiciones.

A la llegada al final del recorrido situado frente al Ministerio de Transición Ecológica, los presidentes de las entidades convocantes se han dirigido a los asistentes. En primer lugar, ha tomado la palabra, Pedro Barato, presidente de Asaja quien ha destacado “esta es una movilización histórica porque el campo no puede más. El sector agrario ha dado #juntosporelcampo #20MRural la cara por la sociedad en tiempos de pandemia y lo que hemos encontrado después son ataques indiscriminados por parte de Gobierno y unos incrementos de costes de producción q han hecho que desaparezcan dos exploraciones ganaderas diarias. Necesitamos que se ponga pie en pared a este disparate; que se reconozca la dignidad de los profesionales agrarios y se arbitren mecanismos que permitan la rentabilidad de sus explotaciones”

Por su parte el Secretario General de COAG, Miguel Padilla, ha reclamado la creación de mesas interministeriales para negociar un plan de choque urgente y que el Gobierno intervenga en el mercado de la energía, fijando un precio máximo del precio de la luz y los combustibles. "Es una vergüenza que los miles de millones de beneficios caídos del cielo de las eléctricas lastren la producción de alimentos en un contexto en el que la seguridad alimentaria de Europa se tambalea por el impacto de la guerra en Ucrania" ha remarcado.

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha pedido al Gobierno que escuche la voz unánime del campo para luchar por un medio rural vivo y con futuro. Ramos ha denunciado la especulación que se está dando en muchos productos de forma injustificada. Dicha especulación está incrementando los costes de producción de forma inasumible. “La Ley de la Cadena Alimentaria debe aplicarse a rajatabla”, ha sentenciado.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España ha exigido que los alimentos no se utilicen como producto reclamo y que las importaciones cumplan las mismas exigencias que nuestra producción agrícola y ganadera en España y en la Unión Europea. Asimismo, ha pedido un reconocimiento y mayor apoyo a las cooperativas como instrumento principal de vertebración y mejora de la rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas, el acceso a mercados de valor y de adaptación al nuevo modelo productivo

El presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC) y coordinador de la Oficina Nacional de la Caza (ONC), Manuel Gallardo, ha resaltado que miles de cazadores de toda España han salido a la calle para decir basta ya de políticas anticaza de un Gobierno cobarde entregado a ecologistas y animalistas que quieren imponer su modelo sin importarle la vida del mundo rural. "La sociedad tiene que elegir, animalismo o libertad. La caza ha llegado a la política y no habrá ni un solo voto para los partidos que no defiendan la caza, porque a nadie se le olvide que la caza también vota", ha recordado.

A continuación, Andrés del Campo, presidente de Fenacore, ha expuesto “los regantes nos manifestamos hoy para protestar frente al señalamiento y la discriminación que sufre el regadío en la agenda del Gobierno. Un desprecio que atenta gravemente contra la España rural y tiene nefastas consecuencias a nivel socioeconómico y demográfico. Algo tan básico como la producción de alimentos se encuentra ahora mismo amenazada por culpa de una planificación totalmente desenfocada que no garantiza el agua

vuelta al principio

17/03/2022 - El campo granadino marcha a Madrid a la gran manifestación del 20M por un medio rural vivo y con futuro
Rueda de prensa 20M

Las organizaciones agrarias granadinas, ASAJA, COAG, UPA, junto a Cooperativas Agro-alimentarias de Granada, llaman a la participación en la gran manifestación del mundo rural que se celebrará en Madrid el próximo domingo, 20 de marzo, con el objetivo de reivindicar un futuro para el mundo rural y las actividades que lo sustentan, bajo el lema “20M RURAL. JUNTOS POR EL CAMPO”.

Las organizaciones agrarias, representadas por Manuel del Pino, secretario de ASAJA; Miguel Monferrer, secretario de COAG; Nicolás Chica, secretario de UPA y Fulgencio Torres, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Granada, han explicado en rueda de prensa la situación asfixiante que atraviesan las explotaciones agrícolas y ganaderas debido a la falta de rentabilidad por los bajos precios en origen, agravada por la fuerte subida de los insumos y los costes de producción (+12,6%), lo que ha provocado el descenso del 5,2% en la renta agraria durante el año 2021. A este problema se suman otros tantos como la competencia desleal de terceros países o la falta de agua por la pertinaz sequía que padecemos y de las necesarias infraestructuras para preservarla. Las organizaciones reclaman unos precios de los productos agrarios que garanticen la sostenibilidad económica de las explotaciones agrícolas y ganaderas, tal y como establece la Ley de la Cadena Alimentaria.

Todo esto se traduce en un cierre paulatino de explotaciones, un escaso relevo generacional y un despoblamiento progresivo de las zonas rurales, en particular, en las zonas de montaña y desfavorecidas, donde la agricultura y la ganadería son el único sector económico activo. “Los agricultores y ganaderos y sus cooperativas producen alimentos sanos y seguros a disposición de nuestra sociedad. Y queremos seguir cumpliendo esta estratégica misión, asegurar el abastecimiento alimentario” resaltan las organizaciones convocantes, defendiendo “una remuneración justa y suficiente por el trabajo que desarrollan los productores”.

En las últimas semanas, la injustificable guerra de Ucrania, además de provocar un inmenso dolor y daño a ciudadanos, agrava la crisis de rentabilidad que atraviesa el sector agrario. En este sentido, el campo reclama la adopción de medidas extraordinarias para sustituir las importaciones de productos de esta zona europea, imprescindibles para la alimentación de la ganadería, además de abordar las perturbaciones que va a sufrir el mercado agroalimentario europeo.

Los representantes del sector agrario granadino animan al sector a manifestarse, el día 20 de marzo en Madrid, para reclamar pacífica, pero firmemente, un conjunto de medidas que permitan mejorar la situación de los agricultores y ganaderos granadinos y españoles, para que puedan seguir asegurando el abastecimiento de alimentos sanos y seguros a la ciudadanía.

MANIFESTACIÓN

La cita comenzará a las 11:00 horas en la Plaza Emperador Carlos V, frente al Ministerio de Agricultura, en Atocha. Posteriormente, la manifestación recorrerá el Paseo de La Castellana para llegar a la Plaza de San Juan de la Cruz, sede del Ministerio de Transición Ecológica, una de las administraciones responsables de la difícil situación que atraviesa el mundo rural español.

El 20 M Rural se presenta como una cita histórica que reunirá por primera vez a sectores como el de la agricultura, la ganadería, la caza, la pesca y otros muchos relacionados con el mundo rural, pero también a muchos otros afectados por las políticas de las distintas administraciones autonómicas, gobierno central y las instituciones comunitarias (UE). Las organizaciones convocantes prevén reunir a más de 200.000 manifestantes procedentes de todos los lugares de España, que llegarán a la capital por diversos medios de transporte: autobuses (más de 1.500), en tren y en vehículos particulares.

MEDIDAS NECESARIAS

1. Adecuados servicios sociales y sanitarios en el medio rural, desarrollo de planes educativos, formativos y de empleo, digitalización y banda ancha, que permitan el mantenimiento de la España rural.

2. Un plan de choque que ayude a paliar los negativos efectos del incremento de los costes de producción del sector agro-alimentario.

3. Por unos precios de los productos agrarios que permitan la sostenibilidad económica de las explotaciones agrícolas y ganaderas, tal y como establece la ley de la cadena alimentaria. Para ello, las administraciones deben establecer índices de precios y costes de producción en los observatorios de la cadena para cada sector y deben trabajar para que la normativa europea se alinee con la española en lo referente a la destrucción de valor en la cadena alimentaria.

4. Es necesario poner fin a las prácticas abusivas que utilizan los alimentos como productos reclamo. No a la banalización de los alimentos.

5. En situaciones de crisis graves de precios, la administración deberá habilitar también mecanismos para que hacer que se reviertan.

6. Por una PAC y un Plan estratégico más justos que aborden la pérdida de renta de las explotaciones agrícolas y ganaderas.

7. Exigir y controlar que las importaciones cumplen las normativas que se exigen a la producción agrícola y ganadera en España y en el interior de la Unión Europea.

8. Por el reconocimiento y mayor apoyo al cooperativismo agroalimentario, como instrumento principal de vertebración y mejora de la rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas, el acceso a mercados de valor y de adaptación al nuevo modelo productivo.

9. Por una legislación laboral que reconozca la especificidad, temporalidad y estacionalidad de la actividad agrícola y ganadera.

10. Desarrollo de unos seguros agrarios eficaces y que se puedan asumir por las explotaciones.

11. Planes hidrológicos adaptados al futuro del sector agrario que permitan la consolidación, modernización y optimización de los regadíos, así como un reparto más justo entre las explotaciones.

12. Reducción de las tarifas eléctricas que están ahogando al mundo rural y aplicación de la doble potencia en el sector agrario, tal y como se recoge en la ley.

13. Planes eficaces que permitan una mayor incorporación de jóvenes agricultores.

14. Bonificación de un 35% y un 15% de la factura del gasóleo y la de los plásticos y fertilizantes, respectivamente en el IRPF para hacer frente al incremento de los costes del sector agrario.

15. En defensa de nuestro sector ganadero, uno de los que mayor garantía alimentaria y calidad ofrece al consumidor, y del modelo de producción europeo, que es el más exigente del mundo en materia de seguridad alimentaria, bienestar animal y compromiso medioambiental.

16. Potenciar la investigación agraria y el apoyo a la innovación en explotaciones y empresas agroalimentarias, logrando alternativas eficaces en la lucha contra plagas y enfermedades vegetales.

17. Por una legislación medioambiental y de bienestar animal que permitan la adaptación progresiva hasta 2030 de la actividad agroalimentaria, manteniendo la competitividad del sector.

18. Apoyo a las inversiones necesarias para avanzar en las exigencias medioambientales y de bienestar animal y plazos adecuados para las adaptaciones.

19. Reconocer el papel clave del agricultor y de las cooperativas en la lucha contra el cambio climático valorando su contribución en la captación de carbono.

20. Ante la execrable invasión de Ucra nia por parte de Rusia, es necesaria la adopción urgente de medidas extraordinarias que permitan hacer frente a las perturbaciones del mercado agroalimentario europeo y permitan asegurar el abastecimiento de la alimentación de nuestra ganadería:

      Autorización excepcional de importaciones de cereales de los Estados Unidos de América, Argentina y otros países terceros que permitan suplir las necesidades alimentarias de nuestra ganadería.
      Aumentar la superficie productiva autorizando temporalmente la siembra de barbechos y prados permanentes y suspendiendo la obligación de retirada de tierras de cultivo.
      Habilitar mecanismos de financiación eficaces y extraordinarios para hacer frente a la crisis de liquidez que va a generar el inasumible aumento de los costes de la alimentación animal.

#juntosporelcampo


#20MRural


vuelta al principio

15/03/2022 - El campo granadino va a tener que parar
Costes inasumibles

Los incrementos del gasóleo agrícola que ya se paga a 1,47 euros/litro, de los fertilizantes, a 1.200 euros/tonelada, y del precio de la luz a 227, euros/MWh de media, asfixian a las explotaciones agrarias que no solo no cubren costes, sino que trabajan para arruinarse. Desde ASAJA GRANADA exigimos al Gobierno que no siga haciendo caja con los impuestos energéticos y tome medidas para abaratar los costes energéticos y rebaja de los impuestos que gravan el gasóleo agrícola.

La situación era límite a finales de 2021 con la subida del combustible respecto del año anterior un 78%, de los fertilizantes hasta el 200% y del precio de la luz el 270%, lo que hacía que se doblara la inversión para iniciar las labores de siembra de las explotaciones agrícolas, con la incertidumbre, además, de la falta de lluvias y la declaración de sequía extraordinaria en el 80% de la cuenca del Guadalquivir con tres unidades territoriales de la provincia de Granada afectadas por restricciones de riego: la Hoya de Guadix, Vegas Altas de Granada, Cubillas-Colomera y el Altiplano. Y vamos a peor.

Las lluvias de estos últimos días dan un respiro al campo y muchos agricultores podrían animarse a abonar sus cultivos tras las siembras, solo que el precio de uno de los abonos de cobertera más utilizados por los agricultores, la urea, está al desorbitado precio 1.200 euros/tonelada (+20% en tres meses) y sus bolsillos no dan para más, ni tampoco habría para todos en los almacenes porque las empresas suministradoras no han hecho acopio. Se ha disparado igualmente el precio del gasóleo, que en poco más de quince días ha pasado de 1.064 euros/litro a 1,47 euros/litro y ni qué decir del precio de la luz a 227,64 euros/MWh de media los últimos tres meses, doblando el precio récord de 2021. Todos estos factores están lastrando la economía del sector primario, que va a tener que parar, porque los agricultores y ganaderos no solo no están cubriendo costes, sino que trabajan para arruinarse.

Desde ASAJA GRANADA consideramos que está en juego la continuidad de las explotaciones agrarias y ganaderas granadinas y exigimos al Gobierno que no siga haciendo caja con los impuestos y tome medidas para abaratar los costes energéticos. Se debe, además, aplicar la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria aprobada el pasado mes de diciembre de 2021, que todavía no ha puesto en marcha las medidas en ella previstas, y otras como la contratación de dos potencias eléctricas a lo largo del año discriminando la época de riego y de no riego, así como la bonificación de hasta un 35% y un 15% de la factura del gasóleo y la de los plásticos y fertilizantes.

vuelta al principio

15/03/2022 - La organización del 20 de marzo hace un llamamiento a toda la población española a sumarse a la defensa del futuro del campo
Llamamiento manifestación 20M

La organización del 20 de marzo hace un llamamiento a toda la población española a sumarse a la defensa del futuro del campo

Los organizadores de la manifestación del Mundo Rural convocada el próximo 20 de marzo en Madrid (ASAJA, COAG, UPA, Real Federación Española de Caza (RFEC), Oficina Nacional de la Caza (ONC), Alianza Rural, Unión de Criadores del Toro de Lidia (UCTL), Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (FENACORE) y Cooperativas Agro-alimentarias) han realizado un llamamiento a toda la población española comprometida con la supervivencia del campo porque, aseguran, el futuro del campo es cosa de todos.

A la cita se prevé la asistencia de más de 200.000 personas provenientes de todos los puntos del país, especialmente de aquellas zonas en las que actividades ligadas al medio rural como la agricultura, la ganadería o la caza son una fuente principal de subsistencia y desarrollo.

En este sentido, se espera la llegada de más de 1.500 autobuses movilizados por distintas organizaciones, entidades y particulares del mundo rural, para lo que se ha preparado un dispositivo histórico que garantice la llegada segura y escalonada de todos los participantes.

Pero los organizadores quieren extender la participación a cualquier persona que quiera defender un mundo rural vivo, puesto que el abandono del campo no solo afecta a quienes viven en él, sino a toda la sociedad que consume sus productos, respira el oxígeno de sus plantas y disfruta de su tranquilidad cuando busca descanso.

La cita comenzará a las 11:00 horas en la Plaza Emperador Carlos V, frente al Ministerio de Agricultura, tras haber tenido que cambiar el recorrido ante la previsión de asistencia masiva de manifestantes. Recorrerá el Paseo de la Castellana para llegar a la Fuente de San Juan de la Cruz, a las puertas del Ministerio de Transición Ecológica, administración responsable de muchos de los problemas que afectan al campo.

Para las organizaciones promotoras de la manifestación, es muy importante que toda la sociedad, también quienes viven en las ciudades y están más alejados del campo, se una al mundo rural y muestren su apoyo y fuerza a unos sectores que son vitales para el país y que están cada día más asfixiados.

Por otro lado, las organizaciones convocantes han recalcado el carácter apolítico de la movilización, ya que el verdadero protagonista de la manifestación es el campo español y todo el mundo rural.

Es el momento de unir nuestras voces frente a unas políticas ineficaces que están dando la espalda a quienes trabajan día a día para llenar las neveras de todos los españoles y para cuidar de un medio ambiente que todos necesitamos y del que todos disfrutamos.

#juntosporelcampo


#20MRural


vuelta al principio

14/03/2022 - El 20M Rural prevé reunir a más de 200.000 personas para reivindicar un futuro para el campo
Itinerario manifestacion 20M

NOTA DE PRENSA

El 20M Rural prevé reunir a más de 200.000 personas para reivindicar un futuro para el campo

- La previsión de una asistencia masiva, con más de 1.500 autobuses, ha obligado a la organización a cambiar el itinerario de la marcha

Los organizadores de la manifestación del mundo rural que se celebrará en Madrid el próximo 20 de marzo, (ASAJA, COAG, UPA, Real Federación Española de Caza (RFEC), Oficina Nacional de la Caza (ONC), Alianza Rural, Unión de Criadores del Toro de Lidia (UCTL), Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (FENACORE) y Cooperativas Agro-alimentarias), prevén la asistencia de más de 200.000 personas en lo que se presenta como una cita histórica para reivindicar un futuro para el mundo rural y las actividades que lo sustentan.

La cita comenzará a las 11:00 horas en la Plaza Emperador Carlos V, frente al Ministerio de Agricultura, en Atocha, lo que supone un cambio en el itinerario anunciado hasta el momento, debido precisamente a la previsión de asistencia masiva de manifestantes, que obliga a cambiar el inicio de la misma con el objeto de que los más de 1.500 autobuses puedan acceder al punto de encuentro con facilidad.

Posteriormente, la manifestación recorrerá el Paseo de La Castellana para llegar a la Plaza de San Juan de la Cruz, sede del Ministerio de Transición Ecológica, una de las administraciones responsables de la difícil situación que atraviesa el mundo rural español.

El 20 M Rural se presenta como una cita histórica que reunirá por primera vez a sectores como el de la agricultura, la ganadería, la caza, la pesca y otros muchos relacionados con el mundo rural, pero también a muchos otros afectados por las políticas de las distintas administraciones autonómicas, gobierno central y las instituciones comunitarias (UE).

En la manifestación, los asistentes alzarán la voz frente al abandono del mundo rural por parte del Gobierno y frente a unas políticas incapaces de resolver los problemas que afectan a los hombres y mujeres del campo, que se están viendo obligados a abandonar su forma de vida y sus costumbres.

Desde la organización hacen un llamamiento a la asistencia masiva a todos aquellos que desean una agricultura y ganadería viables como motor económico del medio rural, conservar las tradiciones, usos y costumbres del campo y a quienes deseen apoyar la existencia de un mundo rural vivo.

#juntosporelcampo


#20MRural


vuelta al principio

08/03/2022 - ASAJA GRANADA alerta del riesgo para la cabaña ganadera ante el conflicto bélico en Ucrania
Crisis Guerra en Ucrania

El incremento de los cereales y los piensos es la primera consecuencia en los mercados agrarios tras la invasión rusa a Ucrania y el sector ganadero, agravado ya por la sequía y los altos costes energéticos, es el principal afectado. El secretario general de ASAJA GRANADA, Manuel del Pino, lamenta el terrible acontecimiento y la crisis humanitaria que está generando el conflicto, sin olvidar la grave situación que puede llegar a plantearse aquí: “Nos van a tener que decir qué hacer con el ganado”.

Tras el impacto en las cotizaciones de las materias primas destinadas a la alimentación animal por la paralización de sus ventas, ante la invasión de Ucrania, la Comisión Europea estudia ya la posibilidad de intervenir los mercados agrarios y reforzar la soberanía alimentaria. España es uno de los países más damnificados, porque es Ucrania, precisamente, nuestro segundo proveedor de maíz con un 22% del total de importaciones españolas y también proceden de este país el 17% del trigo, el 31% de las tortas de aceites vegetales y el 15,4% de leguminosas en grano, además de depender nuestro sector agrario del suministro de otros medios de producción básicos como es el gas ruso para la fabricación de abonos y fertilizantes.

Los ganaderos son los principales afectados por esta sobrevenida circunstancia, que puede conducir al desabastecimiento de los mercados y a un encarecimiento de los piensos superior al existente (son 30% más caros que hace un año al convertirse en valores refugio en bolsa), lo que se sumaría a los efectos de la sequía por la falta de pastos, los bajos precios de venta en origen y los altos los costes energéticos que ya lastran la rentabilidad de sus explotaciones y no paran de subir. El secretario general de ASAJA GRANADA Manuel del Pino, lamenta el terrible acontecimiento y la crisis humanitaria que está generando el conflicto bélico, sin olvidar el inquietante panorama que puede llegar a plantearse aquí: “Nos tendrán que decir qué hacer con el ganado”.

Nos hemos dado cuenta del riesgo cierto de no poder garantizar el abastecimiento alimentario, muy especialmente de la cabaña ganadera, destacando la provincia de Granada por su aportación en cabezas de ovino, con 406.393 (el 18,6% de efectivos en Andalucía) y caprino con 156.232 cabezas (el 15,7%), además de bovino, con 22.044 cabezas (el 4%). Se requieren soluciones a corto plazo por parte de Europa, la primera el cambio de normativa para poner cultivos proteicos en tierras actualmente en barbecho para alimentación (2.601.293 has en España) y, por otro lado, replantear el ritmo de aplicación de la estrategia comunitaria “De la granja a la mesa”, que podría causar una reducción sin precedentes de la capacidad productiva europea, entre el 5% y el 15%, según sectores.

vuelta al principio

25/02/2022 - ASAJA MUESTRA SU PREOCUPACIÓN POR LAS GRAVES REPERCUSIONES DEL CONFLICTO BÉLICO RUSIA-UCRANIA PARA EL SECTOR AGRARIO ESPAÑOL
Guerra en Ucrania

Cerca del 30% de las importaciones españolas de maíz proceden de Ucrania. También importamos trigo (17%) y torta y aceite de girasol (30%).

El parón en las importaciones junto con la sequía que padecemos extreman aún más las dificultades por las que pasa el sector productor.

ASAJA lamenta profundamente que las amenazas de conflicto armado entre Rusia y Ucrania se hayan hecho realidad y la diplomacia internacional no haya sido capaz de evitarlo. A las graves consecuencias de pérdidas en vidas humanas en Ucrania, habrá que añadir los efectos que para la economía europea y mundial tendrá este conflicto. El sector agrario español será, sin duda, uno de los damnificados. Nuestras importaciones de cereales y girasol, así como de medios de producción básicos como abonos y fertilizantes, se resentirán gravemente, lo que implicará un nuevo encarecimiento de los costes de producción para el sector.

Ucrania es, hoy por hoy, el granero de Europa en lo que a cereales se refiere y el primer productor mundial de semillas, harinas y aceites de girasol. De igual manera, el gas y el petróleo ucranianos son la base para la producción de abonos y fertilizantes para toda Europa y el conflicto armado tendrá consecuencias de peso para el comercio comunitario, con un importante incremento de precios, y desde luego para el sector agrario español aquejado de una importante crisis de rentabilidad.

Hay que recordar que España, deficitaria en cereales, importa anualmente casi el 30% del maíz que necesita de Ucrania. En 2018 las importaciones de maíz alcanzaron los 2,8 millones de toneladas, por un valor de 460 millones de euros (España fue el segundo destino de las exportaciones ucranianas de maíz). Además, el 60% de nuestras compras en el exterior de aceite de girasol también proceden de Ucrania, así como el 17% del trigo, el 31% de las tortas de aceites vegetales y el 15,4% de leguminosas grano.

El destino de todas estas importaciones es, fundamentalmente, la elaboración de piensos para nuestra ganadería y una falta de suministro derivará en el encarecimiento de estas materias primas, algo que para los ganaderos españoles sería de fatales consecuencias en estos momentos que nos vemos afectados por la sequía que padece España.

Otros factores de producción agrícola como abonos y fertilizantes también se pueden ver seriamente afectados por el comercio con Ucrania, y eso provocará nuevas subidas de precios. En suma, un nuevo varapalo más para las explotaciones agrícolas y ganaderas españolas que se encuentran asfixiadas por unos costes de producción nunca vistos y unos precios de venta en origen que no permiten que la actividad agraria resulte rentable para el productor.

Por todo ello, hacemos un nuevo llamamiento al Gobierno de Pedro Sánchez para que ponga en marcha, de forma urgente, un Plan de Choque para el sector agrario que le permita salir a flote de la comprometida situación en la que se encuentra.

vuelta al principio

22/02/2022 - El campo granadino secunda el paro agrario y exige soluciones frente a la escalada de los costes de producción y la sequía
Manifestación en Sevilla

Las Organizaciones Agrarias, ASAJA y COAG, junto a Cooperativas Agro-alimentarias de Granada, hacen un llamamiento a los agricultores y ganaderos granadinos para que secunden el paro general convocado el 25 de febrero, y se unan a la gran manifestación que tendrá lugar el 25 de febrero, a partir de las 10:00 horas en Sevilla, con la finalidad de exigir un marco normativo, fiscal y ayudas a un sector esencial y estratégico como es el agroalimentario. Bajo el lema “¡Por un campo vivo!”, la movilización iniciará su recorrido en la explanada del Estadio Benito Villamarín, hasta finalizar en la Delegación de Gobierno de Andalucía, situada en la Plaza de España.

En estos últimos meses, muchos los factores han empeorado el contexto en el que se desarrolla la actividad agraria. El más lesivo y preocupante es la escalada de costes de producción que soportan agricultores y ganaderos como consecuencia del encarecimiento desproporcionado de los insumos (semillas, abonos…), el incremento continuo del precio de la energía y del gasóleo, además de unos costes laborales cada vez más elevados que asfixian a los productores y abocan al cierre a miles de explotaciones agrícolas. Y para colmo, la peor sequía en los últimos veinte años, que redondea lo que es una tormenta perfecta.

Los agricultores y ganaderos demostraron durante la pandemia que el sector agrario proporciona un servicio esencial para el abastecimiento de alimentos a los hogares y quieren decirle de nuevo a la sociedad que no lo olvide, que no se les puede marginar tal y como se está haciendo, desde todos los frentes, con recortes de las ayudas de la PAC, con una reforma laboral hecha de espaldas al campo, con subidas salariales inasumibles y con inundación de productos de terceros países que no cumplen con los estándares de producción exigidos en la UE.

El campo granadino pide a todos los agricultores y ganaderos de la provincia que se unan para sumar fuerzas con el fin de conseguir las medidas necesarias para paliar la grave situación que atraviesa el sector y se reconozca su actividad como se merece. Las demandas son comunes y las hacemos al unísono: corrección del Plan Estratégico de la PAC, un plan de choque que ponga coto al incremento de los costes o al menos contribuya a paliarlos, una revisión de los acuerdos comerciales para exigir la reciprocidad en las producciones de terceros países y el incremento de las medidas de control en frontera; adecuar la legislación y los costes laborales a la realidad del campo puesta en marcha de la Cadena Alimentaria para que se garanticen unos precios justos, una política hídrica real y consensuada, acompañada de ayudas e inversiones que permitan paliar los efectos de la sequía y, por último, respeto al mundo rural.

vuelta al principio

16/02/2022 - ASAJA GRANADA urge al Gobierno medidas para paliar la sequía en el campo
sequía

La situación de los embalses de la CHG en la provincia de Granada es ya crítica, tan solo se encuentran al 29,70% de su capacidad y con la declaración de alerta por sequía en las unidades territoriales de Bermejales, Vega Alta y Media y Vega Baja desde hace más de tres meses y en emergencia la Hoya de Guadix y la Zona Norte perteneciente a la unidad de Regulación General, sin que la AEMET ofrezca señales de cambio en cuanto al pronóstico de posibles lluvias. El cultivo que más está sufriendo los estragos de la sequía es el cereal, por estar en pleno desarrollo vegetativo, y, no menos, la ganadería extensiva, por la ausencia de pastos. También preocupa el olivar, los forrajes y el almendro, así como, las frutas y hortalizas, debido a las restricciones de riego que se avecinan. Urge la publicación del decreto de sequía con medidas excepcionales como la condonación de los cánones de riego e impuestos directos, bonificaciones en la Seguridad Social, exenciones fiscales, reducción de los costes eléctricos, ayudas directas o créditos de interés cero que amparen a los agricultores y ganaderos afectados.

En el mes de enero en toda la cuenca del Guadalquivir la precipitación media fue un 85% inferior, según el último informe pluviométrico de la CHG, y no menos catastrófica fue la situación en la provincia de Granada, con un 82% menos de lluvia recogida: 8,6 l/m2 frente a la media de 48,42 l/m2, pero en lo que va del mes de febrero solo ha caído 1,1 l/m2 y la AEMET ofrece posibilidades casi nulas de precipitaciones a corto plazo para que cambien mucho la crítica situación en que se encuentran los embalses de la provincia, apenas al 29,70% de su capacidad y con escenarios de alerta en las unidades territoriales de Bermejales, Vega Alta y Media y Vega Baja y en emergencia la unidad de Regulación general que incluye la Zona Norte. Esperamos saber, tras la reunión de la Comisión de Desembalse de la CHG, a qué restricciones se enfrentarán los regantes si la situación hidrológica no cambia para tomar las oportunas decisiones de las siembras de primavera, contando con que, según cultivos, podrá haber pérdidas superiores a las de la anterior campaña que ya supusieron entre el 10% y el 50% de un año normal.

El cultivo que más está sufriendo los estragos de la sequía es el cereal, por estar en pleno desarrollo vegetativo y, dependiendo de las zonas, podrá salvarse parte de la cosecha si llueve pronto o se perderá por completo, y, asimismo, la ganadería extensiva por la falta de pastos, lo que obliga a cubrir las necesidades alimenticias del ganado con pienso y forrajes que han sufrido incrementos de precio de más del 30%, a lo que se suma también el coste de suministro de agua por su merma en los abrevaderos. No es menor problema los daños en cultivos de la fauna silvestre, principalmente conejos, por la falta de comida en las cunetas, ribazos, taludes etc. También preocupan los forrajes de secano, principalmente la alfalfa, con una superficie sembrada de 2.400 has, así como el olivar y el almendro que, aunque están en parada invernal no están acumulando reservas de humedad necesarias para afrontar los próximos meses.

Desde ASAJA GRANADA urgimos al Gobierno a que publique el decreto de sequía con medidas excepcionales como la condonación de los cánones de riego e impuestos indirectos, bonificaciones en la Seguridad Social, exenciones fiscales, reducción de los costes eléctricos de las explotaciones, ayudas directas o créditos de interés cero que amparen a los agricultores y ganaderos afectados.

vuelta al principio

15/02/2022 - 25 de febrero: Paro general agrario en Andalucía y gran manifestación en Sevilla
Manifestación en Sevilla

El sector agrario andaluz, en unidad de acción, intensifica las protestas

25 de febrero: Paro general agrario en Andalucía y gran manifestación en Sevilla

Asaja, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias en Andalucía convocan a los agricultores y ganaderos andaluces a paralizar la producción agroalimentaria y a manifestarse en las calles de Sevilla ante la grave crisis que está asfixiando al sector.

Exigen medidas urgentes que garanticen precios justos en origen, ayudas por la inasumible subida de los costes de producción, control exhaustivo de las importaciones de terceros países, corrección del Plan Estratégico de la PAC que machaca al sector agrario andaluz, y una política de ayudas e inversiones que palien los nefastos efectos de la sequía.

El sector agrario andaluz no puede más y no va a esperar a manifestarse en la protesta nacional convocada para el 20 de marzo en Madrid. Ante la grave crisis que están sufriendo los agricultores y ganaderos andaluces, que están al límite, las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, han decidido, en unidad de acción, intensificar, desde ya, las acciones reivindicativas. Por ello, el próximo 25 de febrero, el sector agrario llevará a cabo un paro general agrario en Andalucía, además de celebrar una gran manifestación en Sevilla, que saldrá desde el Estadio Benito Villamarín y culminará en la sede de la Delegación del Gobierno, en la Plaza España.

Los motivos que tienen asfixiado al campo andaluz y que van a llevar a agricultores y ganaderos de todas las provincias andaluzas a paralizar la producción agroalimentaria y llevar sus protestas a las calles de la capital andaluza tienen que ver con los precios, la subida de los costes de producción, las novedades sobre cuestiones laborales, la competencia desleal, la reforma de la PAC y, para colmo, una sequía severa, que asfixia a las explotaciones agrarias andaluzas desde hace varios años.

Se trata de un cúmulo de circunstancias muy perjudiciales que está hiriendo de muerte al tejido productivo andaluz y que está haciendo inviable la subsistencia de las explotaciones agrícolas y ganaderas, abocando en muchos casos al abandono de una actividad que es clave para el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales, ya que crea empleo, fija población al territorio, cuida el medio ambiente y da vida al medio rural.

Concretamente, ASAJA, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía exigen que toda esta problemática sea abordada con la magnitud que se merece, como un problema de Estado y de manera transversal por parte del Gobierno, con la obligada implicación de la Junta de Andalucía, y que se tomen medidas urgentes que garanticen precios justos en origen, ayudas por la inasumible subida de los costes de producción, control exhaustivo de las importaciones de terceros países, corrección del Plan Estratégico de la PAC que machaca al sector agrario andaluz, y una política hídrica real y consensuada, acompañada de ayudas e inversiones, que permitan paliar los nefastos efectos de la sequía.

La grave crisis generada por el indiscriminado aumento de los costes de producción está lastrando la viabilidad económica de las explotaciones agrícolas y ganaderas de la comunidad autónoma. Los costes de producción se han disparado para los agricultores y ganaderos a niveles nunca vistos. Los piensos para el ganado se han encarecido un 30% en el último año. También son más caras las semillas (+20%); los abonos (+150%); el agua (+33%) o los plásticos que se utilizan en los cultivos de invernadero (+46%). Pero las subidas más espectaculares son las que afectan al gasóleo que usan los tractores (+73%) y a la energía eléctrica (+270%). También, el SMI ha subido un 29,7% en los últimos tres años y con la nueva propuesta de subida se va a un 35,89% de incremento.

Mientras esto ocurre, los alimentos siguen encareciéndose en la cesta de la compra para los consumidores, que pagan más por los productos que adquieren. Un aumento de precios que, sin embargo, no repercute en los agricultores y ganaderos, el primer eslabón de la cadena alimentaria, que ven cómo se incrementan sus pérdidas porque ni siquiera cubren los costes de producción con la venta, mientras que al mismo tiempo llegan a nuestros mercados productos importados de terceros países que no cumplen con los requisitos exigidos en la Unión Europea, ni en calidad ni en seguridad alimentaria ni en su proceso de producción.

Asimismo, agricultores y ganaderos andaluces ven mermada sus rentas con el recorte severo de la nueva PAC, que supone un varapalo para Andalucía, ya que los productores de la comunidad perderán hasta 450 millones de euros por la reformulación planteada por el Plan Estratégico de Luis Planas como consecuencia de la reducción de regiones y del modelo de ecoesquemas diseñado. Todo ello, sin olvidar, que agricultores y ganaderos deberán asumir mayores compromisos y requisitos medioambientales con un menor presupuesto. En este contexto, la situación meteorológica, caracterizada por una sequía persistente y difícilmente controlable por el ser humano, redondea lo que es una tormenta perfecta contra la rentabilidad y el futuro del sector.

Por todo ello, ASAJA, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía hacen un llamamiento a agricultores, ganaderos y cooperativas para que acudan a la gran manifestación y tractorada del próximo viernes 25 de febrero y que al unísono reclamen políticas y medidas coherentes para garantizar la dignidad de las explotaciones agrarias y salvaguardar el campo de Andalucía.

vuelta al principio

14/02/2022 - ASAJA PIDE EL CESE INMEDIATO DEL PRESIDENTE DE AGROSEGURO
Cese inmediato en agroseguros

El Comité Ejecutivo nacional de ASAJA ha analizado la preocupante situación que atraviesa el sistema de seguros agrarios, con graves deficiencias de funcionamiento motivadas por el encarecimiento de pólizas, el recorte de coberturas y la subida de franquicias, con el único objetivo de obtener máximos beneficios a corto plazo. Todo ello está provocando el abandono de la contratación por parte de muchos productores que ya no encuentran en el seguro una herramienta útil para estabilizar sus rentas cuando sufren siniestros en sus explotaciones.

Desde hace varios años, el sistema de seguros agrarios adolece de graves fallos de funcionamiento derivados, casi todos, del interés denodado del pool AGROSEGURO por priorizar la obtención de máximos beneficios. Con este objetivo, se han endurecido las condiciones para los asegurados, elevando los costes del seguro, recortando coberturas y modificando las tablas de bonificaciones y recargos.

Por otra parte, la Entidad Estatal de Seguros Agrarios, ENESA, dependiente del Ministerio de Agricultura y encargada de elaborar los planes anuales de seguros agrarios, ha perdido buena parte de su protagonismo y el tradicional modelo de colaboración entre las instituciones implicadas (la propia ENESA, el pool asegurador y las organizaciones agrarias) donde las decisiones se tomaban por consenso y existía una correlación de fuerzas, se ha roto. Ahora es AGROSEGURO, quien impone, muchas veces de forma unilateral, sus planteamiento de régimen de funcionamiento del sistema.

Recientemente hemos visto esta forma de actuar en la negociación del seguro de cítricos cuyo resultado lesiona gravemente los intereses de los agricultores, ya que propone la eliminación de la extensión de garantías para el riesgo de pedrisco y la supresión de la cobertura de daños de calidad por viento en limón. Casos similares de supresión de coberturas para evitar las indemnizaciones cuando ocurre un siniestro se dieron también, meses atrás, con los seguros de frutales y uva. Es el camino fácil que escoge AGROSEGURO, pero que resulta totalmente inaceptable para los productores.

Desde ASAJA entendemos que el sistema de seguros tiene que ser económicamente sostenible para las compañías, pero no podemos de ninguna manera olvidar que los seguros agrarios no se pueden equiparar, por sus especiales peculiaridades, con otros ramos de seguros como autos, hogar o salud.

El sistema de seguros agrarios es una herramienta de política agraria creada y desarrollada para estabilizar las rentas de los productores que sufran daños climáticos, a través de un modelo de financiación público-privado, donde el ministerio de Agricultura financia parte de las primas que pagan los productores (financiación que se ha visto reducida notablemente en los últimos años y que debe recuperarse) y parte de los siniestros los paga el Consorcio de Compensación de Seguros. AGROSEGURO no puede limitarse a hacer caja a costa de los agricultores y ganaderos.

El Comité Ejecutivo de ASAJA considera esencial reconducir la actual situación que atraviesan los seguros agrarios, comenzando por el cese inmediato del presidente de AGROSEGURO, Ignacio Machetti, y siguiendo por la recuperación de la función de ENESA de defensa del sistema y su labor de coordinación, con eficacia y eficiencia, de todos los agentes implicados.

De igual modo, entendemos prioritario avanzar en la consolidación de un sistema de seguros agrarios transparente, accesible y en mejora continua: estudiar medidas, no solo de incremento de primas, para hacer frente a los desequilibrios actuariales; procurar un sistema económicamente sostenible; una apuesta clara por una cultura de Gerencia de Riesgos y el diseño de una cartera de productos y soluciones aseguradoras atractivas que den respuesta a las necesidades de los productores. Así, se estimulará la contratación, la fidelización y la universalización del seguro agrario, algo que fortalecerá al sistema en su conjunto.

vuelta al principio

31/01/2022 - Los agricultores no pueden asumir más incrementos en los costes sociales
Incremento de los costes sociales

El Gobierno propone que a partir de 2023 los autónomos coticen en función de sus rendimientos netos

Los agricultores no pueden asumir más incrementos en los costes sociales



ASAJA considera que el mecanismo de cotización planteado por el Ministerio de Seguridad Social para que entre en vigor a partir de 2023 supone, en primer lugar, un incremento en los costes sociales para los autónomos agrarios de cerca del 40 % y, además, no tiene en cuenta las características fiscales específicas del sector agrario. En suma, una vuelta de tuerca más para las maltrechas cuentas de resultados de las explotaciones agrarias.

La última propuesta para reformar el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) del Gobierno busca que este colectivo pague cotizaciones sociales en función de sus ingresos reales mediante un sistema de tramos. Son tramos que se definen teniendo en cuenta los rendimientos netos del autónomo. En concreto, el Ministerio de Seguridad Social ha llevado a la Mesa de Diálogo Social un sistema de trece tramos distintos de rendimientos netos (ingresos deduciendo gastos). Con esta propuesta los agricultores pueden cambiar de tramo hasta 6 veces en un año y la cuota que pagarán a la Seguridad Social se calculará sobre esa base.

Los autónomos que tienen ingresos bajos y están clasificados en cualquiera de los primeros dos tramos (menos de 600 euros o de 600 a 900 euros) experimentarán un ahorro una vez se implemente completamente la propuesta; los del tercer tramo, de 900 a 1.125,90 euros, no notarán la diferencia; mientras que los que se encuadren en cualquiera de los diez tramos restantes, la inmensa mayoría de los cotizantes agrarios, tendrán que pagar más a la Seguridad Social con incrementos en las cuotas que llegarían en algunos casos a pagar el triple de lo que se cotiza en la actualidad.

Por otra parte, ASAJA considera que el mecanismo de cotización planteado por el Ministerio de Seguridad Social no tiene en cuenta las características fiscales específicas del sector agrario. Es un método basado en los rendimientos netos, por lo que desde ASAJA consideramos que los autónomos agrarios pagarán más o menos en función de su capacidad de deducción de gastos, no de sus ingresos reales. En esta línea, nos preguntamos qué hará el Gobierno para poder calcular los rendimientos netos de aquellos profesionales que no tributen en estimación directa.

En suma, si añadimos esta propuesta de incremento de costes en las cotizaciones a las reiteradas subidas del SMI en los últimos tres años, que han supuesto un incremento de más del 30 % en los costes laborales y sociales de los empresarios agrarios, más la subida de las cuotas anuales de la Seguridad Social y el incremento de costes que tendremos que afrontar con la nueva Reforma Laboral, muy perjudicial para los intereses del sector agrario, el resultado es que se pone de nuevo en jaque al campo español.

Una nueva vuelta de tuerca para un sector asfixiado ya por los incrementos de costes de producción, la imposibilidad de repercutir los mismos en el precio de venta de los productos y por las limitaciones productivas que imponen la nueva PAC, con mayores condicionamientos medioambientales. Mientras tanto, el Gobierno, lejos de aportar soluciones, con cada nueva decisión exprime aún más las maltrechas economías agrarias.

vuelta al principio

27/01/2022 - La Junta de Andalucía carga de tasas al sector agrícola
Incremento de las tasas agrícolas

ASAJA GRANADA no entiende que tras la entrada en vigor de la reciente Ley de Tasas y Precios Públicos de Andalucía la cuantía de la tarifa de los análisis de rendimiento graso y acidez de la aceituna se multiplique por tres en la Red de Laboratorios Públicos Agroalimentarios o que para sacar una guía para el desplazamiento del ganadero se pague 4 euros cuando antes se pagaba 0,20 euros, ni que se creen de pronto tasas hasta la fecha inexistentes para la expedición de informes y certificados oficiales, la inscripción en el Registro de Explotaciones Ganaderas o la obtención de una autorización para replantar un viñedo, tal es el apoyo a los agricultores y ganaderos del que presume la Administración autonómica y la coherencia con lo que predica respecto de la bajada de impuestos.

Un agricultor cobra en función del aceite que obtiene por los kilos de aceituna que entrega a su cooperativa o almazara privada, determinado según el rendimiento graso por kilo (entre 85 y 250 ml de aceite), para lo cual se le realiza un análisis de cada una de las partidas entregadas a lo largo de la campaña, que pueden ser numerosas según la producción. Es lo más habitual que el agricultor contrate por su cuenta un contraanálisis de cada lote, que le servirá para hacer una media o ponderación con los resultados que aporte el laboratorio de la cooperativa o almazara, puesto que del aceite que se calcula que va a extraerse depende la renta que va a recibir por su cosecha. Tras la actualización de tasas y precios públicos en la Red de Laboratorios Agroalimentarios de Andalucía el precio por muestra ha subido de 6,50 euros a 19,11 euros para el análisis de rendimiento de la aceituna y para el análisis de rendimiento con acidez (de la que depende si es aceite virgen extra, extra o lampante) de 9,45 a 25,75 euros, multiplicándose por tres. La Administración autonómica justifica este incremento en la subida del coste real del servicio, lo que no encaja con el precio que actualmente se cobra en laboratorios privados, que, por ahora, mantienen su precio en 7 euros en los análisis de rendimiento y 8,50 euros con acidez. Veremos si no ve el sector privado una oportunidad de oro.

Se suben, además, otras tasas de forma desproporcionada o se crean de pronto otras nuevas: sacar una guía para el desplazamiento del ganadero cuesta 4 euros en lugar de los 0,20 euros que se pagaba hasta ahora, la expedición de informes y certificados oficiales se cobran entre 28,19 a 65,59 euros, la inscripción en el Registro de Explotaciones Ganaderas va desde los 28,28 euros hasta los 165,09 euros y la autorización para replantar el viñedo llega hasta los 186,48 euros.

El hecho es que, con la nueva Ley de Tasas y Precios Públicos se han encarecido los servicios de forma desproporcionada con respecto a las tarifas vigentes hasta 2021, y no debe ser con el fin de utilidad pública, sino por el impacto recaudatorio significativamente positivo que va a conseguir la Administración Autonómica en materia de Agricultura y Ganadería (y Pesca marítima), nada menos que un 246,8% más, es decir, 4,41 millones de euros que se suman a los 2.037 previstos con las tasas anteriores. Desde ASAJA GRANADA recriminamos la falta de atención de la delegada provincial de Agricultura que no ha respondido siquiera a nuestras consultas y exigimos a la Junta de Andalucía la rectificación inmediata de estas tasas abusivas, que no hacen otra cosa que castigar aún más al sector agrario y ganadero.

vuelta al principio

18/01/2022 - EL SECTOR CITRÍCOLA ANDALUZ DA UN PASO AL FRENTE Y CONSTITUYE LA MESA DE LOS CÍTRICOS DE ANDALUCÍA
Constitución de la Mesa de los Cítricos

El hundimiento de los precios en origen, las importaciones indiscriminadas de terceros países, el brutal incremento de los costes y el abuso de la posición dominante por parte de las grandes cadenas, principales amenazas del sector

Ante la crisis de precios que atraviesa el sector citrícola y sus graves repercusiones para los agricultores y ganaderos de Andalucía, y dada la magnitud de los retos e imposibilidad de afrontarlos en solitario, las asociaciones representativas del campo andaluz y del sector productor de los cítricos: ASAJA, COAG, UPA, Cooperativas Agro-alimentarias, Asociafruit, Palmanaranja y la Asociación de Citricultores de Huelva han constituido en Sevilla la Mesa de los Cítricos de Andalucía, un grupo de trabajo que supone un primer paso para trabajar conjuntamente, desde el primer eslabón, en defensa del sector citrícola andaluz y poder hacer frente a las amenazas que sufre este sector a todos los niveles.

El problema más grave y el que ha desencadenado este encuentro es la grave crisis que atraviesa el sector productor andaluz, con precios en origen por debajo de 0,13 euros/Kg. Un precio que no cubre siquiera los costes de producción y que ha ido a la baja desde la primera semana de campaña. Sin embargo, el consumidor no se ha beneficiado de este hundimiento del precio en origen, pues sigue pagando por el kilo de naranjas entre 1 y 2 euros. Así, cuando estamos iniciando la segunda parte de la campaña de recolección aún queda en el campo mucha naranja navelina que no ha encontrado hueco en el mercado ante el tapón provocado por la entrada de miles de toneladas de naranja “vieja” de Sudáfrica, que es a la que las cadenas de supermercados han dado preferencia.

Tal como denuncia la Mesa de los Cítricos, supone una aberración que va contra toda lógica que las grandes cadenas de supermercados vendan en España o en Europa naranjas recolectadas hace dos o tres meses a más de 8.000 kilómetros de distancia, cuando tenemos aquí en Andalucía la mejor naranja del mundo. Por ello, la primera llamada de atención de la Mesa andaluza de los Cítricos va dirigida al consumidor, para que mire las etiquetas y de preferencia a la naranja española, de mucha más garantía y mejor calidad, puesto que la naranja española cumple unos estándares sociales, laborales y medioambientales con los que no cumple la naranja que se produce fuera de la Unión Europea.

El sector de los cítricos es estratégico para toda Andalucía. De hecho, la producción citrícola andaluza continúa en progresión, al contrario de lo que ocurre en otras comunidades autónomas, en las que el sector está en clara regresión. El aforo de la Consejería de Agricultura para la presente campaña estima que la cosecha alcanzará 2,4 millones de toneladas (casi un 3% más que en la campaña anterior), de los que el 70% se corresponde con naranjas (1.692.631 toneladas), un 23% con mandarinas (556.556 toneladas) y un 5% (111.795 toneladas) con limones. Por provincias, Sevilla lidera la producción andaluza, con 952.200 toneladas, seguida de Huelva (612.000 toneladas) y Córdoba (364.000 toneladas).

La producción de cítricos en Andalucía alcanzó en 2020 un valor de 947 millones de euros. Se trata de una fruta muy apreciada en los mercados exteriores, y con una clara vocación exportadora. Así, en 2020-2021 se exportó el 15,2% de la producción (356.000 toneladas) citrícola, valorada en 308 millones de euros. El sector citrícola andaluz genera 7,85 millones de jornales, de los cuales, cinco millones corresponderían a las labores de producción y el resto a centrales hortofrutícolas.

vuelta al principio

13/01/2022 - Agricultores, ganaderos y cazadores convocan una gran manifestación en Madrid el 20 de marzo en defensa del mundo rural
Rueda prensa agricultores

Bajo el lema, #JuntosPorelCampo

Agricultores, ganaderos y cazadores convocan una gran manifestación en Madrid el 20 de marzo en defensa del mundo rural

El campo español, representado a través de las tres organizaciones profesionales agrarias - Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA), Coordinadora de Asociaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA)-, la Real Federación Española de Caza (RFEC)- y Alianza Rural, han anunciado una gran manifestación del mundo rural en Madrid, el domingo, 20 de marzo.

La rueda de prensa celebrada en Madrid ha servido para presentar un MANIFIESTO que recoge en 18 puntos las reivindicaciones consensuadas de todo el mundo del campo español. El mundo dice basta ya y saldrá en marzo a llenar las calles de Madrid para que la sociedad en general escuche sus necesidades, muestre su apoyo y el Gobierno presente la atención y cuidado necesario a quienes ocupan el 84% del territorio.

En defensa de la agricultura y la ganadería, de la caza, de nuestro campo y su cultura y tradiciones, Pedro Barato -presidente de ASAJA-, Miguel Padilla - secretario general de COAG, Lorenzo Ramos-secretario ganadería UPA-, Manuel Gallardo- presidente de RFEC y Fermín Bohórquez -presidente de Alianza Rural, han coincidido en que el 20M será una gran cita para apoyar un mundo rural vivo, para que el campo sea un espacio para vivir dignamente, que sea comprendido y valorado desde el mundo urbano.

En el acto se adelantó que inicialmente se ha constituido un comité de organización y planificación de este movimiento formado por representantes de: ASAJA, COAG, UPA, Real Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (RFEAGAS), Oficina Nacional de la Caza (ONC), RFEC, Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), Alianza Rural y todas las entidades que las conforman.

El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha declarado que su organización está comprometida con esta manifestación del 20M porque el mundo rural necesita salir a la calle para denunciar los atropellos de los que es objeto y reivindicar otros temas que son de justicia. En concreto, se ha referido a la reforma laboral que prepara el Gobierno y que no es la que necesita el sector o a la regulación de las tarifas eléctricas, donde el sector agrario es el único sector que sin utilizar la luz tiene que pagarla. “Que dejen de utilizar a la España Vaciada y den un tratamiento acorde a la situación que vive el mundo rural“, ha concluido.

Por su parte, Miguel Padilla, secretario general de COAG ha afirmado que el Plan Estratégico de la nueva PAC enviado a Bruselas no responde a las necesidades de los agricultores y ganaderos profesionales. “Se deben priorizar los apoyos a aquellos activos agrarios que viven de su trabajo en el campo y generan verdadera economía real en el medio rural. Sin sostenibilidad económica de las explotaciones agrarias profesionales difícilmente habrá sostenibilidad social y medioambiental”. Asimismo ha advertido sobre la hipocresía que supone que las importaciones de terceros países o se les exija el cumplimiento de los altos estándares de producción que sí cumplen los productores europeos. “Es una competencia desleal e inaceptable. Hay que acabar con ello”.

Desde UPA han animado a todo el medio rural a manifestarse el próximo 20 de marzo en Madrid. “No podemos permitir que ningún joven que quiera vivir y trabajar en su pueblo se vea obligado a abandonarlo. Tenemos que hacer lo que haga falta para favorecer el relevo generacional”. Ha declarado el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, que ha señalado la “gravísima” coyuntura que atraviesan la agricultura y la ganadería debido a la falta de precios justos y el incremento de costes de producción.

Manuel Gallardo, presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC), ha expresado la preocupación del sector cinegético ante la deriva anti-caza del Gobierno de España “que desprecia a la caza como actividad generadora de economía, fijadora de empleo y sustento de muchas poblaciones rurales. Que aporta enormes beneficios sociales, culturales, económicos y medioambientales, y que está fuertemente arraigada a la cultura española. Igualmente el Gobierno obvia el impacto negativo que tendría el abandono de la caza en España, desde la perspectiva socio-económica, pero sobre todo de conservación de nuestros ecosistemas”.

Fermín Bohórquez, presidente de Alianza Rural, realizó un alegato en defensa de un mundo rural vivo y expresó que “no puede admitir se legisle a nuestras espaldas, desde una visión urbanita desconocedora de la realidad del campo, de la realidad del mundo rural. Perjudicando nuestros intereses, empujando nuestros pueblos al abandono o a convertirlos en museos para visitar los fines de semana”.

Video de presentación de la manifestación: AQUÍ

vuelta al principio

11/01/2022 - El sector agrario andaluz aplaza su gran movilización regional por responsabilidad ante la situación actual del Covid
Movilizaciones aplazadas por el covid

Organizaciones agrarias y cooperativas confirman su apoyo a la protesta que se celebrará en marzo a nivel nacional

El sector agrario andaluz aplaza su gran movilización regional por responsabilidad ante la situación actual del Covid

ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias en Andalucía celebrarán actos de protesta más reducidos, a nivel provincial, ante la grave crisis de precios, la insoportable subida de los costes, la falta de control de las importaciones y el varapalo de la PAC

Exigen que se tengan en cuenta las observaciones al Plan Estratégico de la PAC que, en unidad de acción, ha trasladado todo el sector agrario andaluz al ministro de Agricultura, Luis Planas; e instan a todas las administraciones a tomar medidas para paliar la grave crisis que sufre este sector capital para la economía andaluza

El sector agrario andaluz, representado por ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, replantea su calendario de protestas en Andalucía a la espera de ver la evolución del coronavirus en la región. Las grandes concentraciones siguen estando muy condicionadas a la evolución de la pandemia, y en este momento, los responsables de las organizaciones agrarias y cooperativas consideran que el aplazamiento de la gran manifestación regional que se estaba preparando en Sevilla para el 20 de enero es lo más prudente. Por ello, en un ejercicio de responsabilidad, posponen la celebración de esta gran protesta del campo y confirman su participación en la que está previsto convocar a nivel nacional en el mes de marzo. Si bien, mantienen abierta la posibilidad de organizar en Andalucía otras protestas de carácter provincial que no conlleven una excesiva concentración de personas.

El varapalo de la reforma de la PAC (Andalucía es la región que más pierde), la grave crisis de precios, la insoportable subida de los costes de producción y los problemas y los costes laborales, y la falta de control de las importaciones, llevaron a las organizaciones agrarias y cooperativas a organizar una primera protesta el pasado 21 de diciembre en Córdoba y a anunciar una gran manifestación regional en Sevilla en el mes de enero, que es la que ahora queda aplazada, que no suspendida puesto que por desgracia, los problemas que llevaron a las organizadores a anunciarla se mantienen, e incluso en algunos casos se están viendo agravados.

La grave crisis generada por el indiscriminado aumento de los costes de producción está lastrando la viabilidad económica de las explotaciones agrícolas y ganaderas de la comunidad autónoma. Los costes de producción se han disparado para los agricultores y ganaderos a niveles nunca vistos. Los piensos para el ganado se han encarecido un 30% en el último año. También son más caras las semillas (+20%); los abonos (+150%); el agua (+33%) o los plásticos que se utilizan en los cultivos de invernadero (+46%). Pero las subidas más espectaculares son las que afectan al gasóleo que usan los tractores (+73%) y a la energía eléctrica (+270%). También, el SMI ha subido un 29,7% en los últimos tres años.

Mientras esto ocurre, los alimentos siguen encareciéndose en la cesta de la compra para los consumidores, que pagan más por los productos que adquieren. Un aumento de precios que, sin embargo, no repercute en los agricultores y ganaderos, el primer eslabón de la cadena alimentaria, que ven cómo se incrementan sus pérdidas porque ni siquiera cubren los costes de producción con la venta y además verán mermada sus rentas con el recorte severo de la nueva PAC. De ahí que ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía continuemos reclamando a las administraciones medidas que reviertan esta situación al objeto de que los agricultores y ganaderos tengan precios que les permitan vivir dignamente de sus explotaciones.

vuelta al principio

05/01/2022 - La reforma laboral es un ataque directo al sector agrario
Reforma laboral, ataque directo al campo español

ASAJA GRANADA advierte que el contrato eventual es imprescindible en campañas estacionales como la recogida de la aceituna o de frutas y hortalizas, así como en faenas agrícolas puntuales, que duran lo que duran, que se desarrollan a la intemperie y no siempre en la misma explotación, lo que no quiere decir que sean trabajos en precario, sino que su condición intrínseca es la temporalidad y que quien ha redactado esta norma no tiene ni remota idea de la realidad del campo.

El texto del Real Decreto publicado en el BOE el pasado 30 de diciembre sobre la Reforma Laboral recoge que únicamente podrán justificarse los contratos temporales en dos casos, el primero por circunstancias de la producción cuando haya un incremento ocasional e imprevisible de la actividad empresarial (o previsible, pero con una duración reducida dentro de la contratación fija y limitada a un máximo 90 días anuales no consecutivos) y el segundo por sustitución de la persona trabajadora, por lo que no habría alternativas para dar cobertura a necesidades de tipo estacional como son las labores agrarias de recolección o las faenas agrícolas puntuales como talas, podas, riegos, limpieza de fincas, salvo el contrato fijo-discontinuo, que no se adapta a la realidad del campo y derivará en una pérdida de empleo.

La actividad agrícola y ganadera es la actividad con mayor capacidad empleadora y la que mejor resiste las adversidades como la que vivimos actualmente con la pandemia. Es la que más números de contratos firmados acaparó en la provincia de Granada en 2020, con 160.162 contratos, el 39,78% del total, a mucha distancia de la segunda sección de actividad más contratada que es la hostelería, con un 10,82%, según datos del SEPE. Además, los últimos datos de la Seguridad Social indican en la provincia hay 62.200 trabajadores afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Agrarios, que representan el 18% del total, muy por delante el sector industrial (6,50%) y de la construcción (5,42%). Muchos de estos contratos, aunque de carácter temporal, podrían perderse y muchos granadinos ocuparían las listas del paro y no tendrían un jornal que llevarse a casa.

El campo tiene como condición intrínseca la temporalidad al estar condicionada la actividad agrícola a una duración determinada ―según épocas de recolección y otras casuísticas como el clima o la mayor o menor producción―, a que su desarrollo se hace a la intemperie y los trabajadores circulan por diferentes explotaciones, lo que no significa precariedad de los contratos, sujetos a convenio, sino que la mano de obra que se requiere es la eventual. La reforma no responde, por tanto, a las necesidades del sector agrario, a pesar del acuerdo alcanzado entre el Gobierno, CEOE y sindicatos, y desde ASAJA se va a seguir trabajando para que se regule adecuadamente sobre la estacionalidad estructural del sector.

vuelta al principio

04/01/2022 - Asaja pide la dimisión del ministro de Consumo por los continuos ataques al campo español
Garzón dimisión

ASAJA GRANADA solicita la dimisión del ministro de Consumo, Alberto Garzón, por asegurar en una entrevista en el periódico The Guardian que España exporta carne de mala calidad de animales maltratados, sin justificación alguna, y con total desconocimiento de la ganadería intensiva de nuestro país que sigue el mismo modelo que en la Unión Europea y que lucha día a día por mejorar su sostenibilidad mediante la reducción de emisiones y avances en materia de bienestar animal.

No es la primera vez que Garzón defiende la reducción del consumo de carne porque perjudica la salud y el planeta, sin verificar datos ni fuentes e ignorando que forma parte de nuestra dieta mediterránea, como ya hizo el verano pasado en diversos foros, y para defenderse ahora de las críticas recibidas por sus incongruencias declara al diario inglés que le han venido de parte de los hombres que “sentían que su masculinidad se vería afectada por no poder comer un trozo de carne o hacer un asado”, afirmaciones que demuestran, una vez más, que no está capacitado para ejercer sus funciones de ministro ya que solo busca confundir a los ciudadanos con ideologismos causando graves daños económicos a los titulares de las explotaciones ganaderas que son quienes, en gran parte, mantienen el mundo rural. En Granada, la ganadería es mayoritariamente extensiva, basada en el aprovechamiento eficaz de los recursos naturales, pero esta invitación a no consumir carne de origen España también les está haciendo daño a nuestros ganaderos.

ASAJA GRANADA no comprende cómo desde la Presidencia del Gobierno español se puede mantener un ministerio y a un ministro que está continuamente atacando a un importante sector como es el agroganadero, y, por lo tanto, a los intereses de España, y ante este despropósito pide al presidente Sánchez que le cese inmediatamente de su cargo para evitar males mayores, ya que el sector primario necesita apoyos y no demonización ni ataques continuos desde dentro.

vuelta al principio